El peso de un buen protagonista

19 10 2011

            Vamos con otra crítica cortita y directa a la yugular. A veces ocurre que vas al cine, sin una intención clara de ver algo concreto y, sin comerlo ni beberlo acabas en la sala que menos esperarías, viendo una película que jamás habrías elegido. Así se gestó, más o menos, el visionado por mi parte de No habrá paz para los malvados.

            Con título tan rimbombante y poco agraciado, y viendo que estaba protagonizada por Coronado, un actor que junto a Richard Gere su sola voz e imagen me provocan sarpullidos, no esperaba nada bueno. Pero he aquí que es una buena película. Buena, que no excelente. Vamos con los spoilers.

Tal vez sea porque con la barba, las gafas y las pelambreras no se le reconoce, pero su personaje me ha gustado.

            La trama gira en torno a un policía, Santos Trinidad, que destaca por una pintas poco refinadas y modales rudos y ofensivos. El detonante de la acción es una masacre perpetrada por dicho sujeto en un puticlub. Un testigo logra escapar y a partir de este momento se nos narra la investigación por parte de Santos por encontrarlo y por parte de una jueza por esclarecer el caso. Esto parece en principio, pero giros de guión mediante, se termina por pensar que no hay nada casual, tal como se sugiere al principio en la masacre inicial.

Anis del mono, puticlubs, maquinas tragaperras... ¿Cine negro demasiado españolizado?

            Mi opinión: el principio y el final son bastante potentes, de entremedias la cosa se lía un poco. El guión es flojo, no te da la sensación de estar suficientemente trabajado, de aquí que se desprendan dudas acerca del significado global de la película, pues recordando detalles no me concuerdan las sensaciones de principio y final. Luego hay algunas lagunas importantes y algunos momentos de sopor. Los secundarios son horrorosos: la jueza es fría, el zanahorio de inspector mero ornamento, el compañero un pringado y el resto tópicos: colombianos narcotraficantes y moros talibanes.

Si señor, dos ladrillos interpretando clichés.

            Así que la película se salva por el total peso que asume Coronado con una interpretación de las que quedan en la memoria, con una economía de gestos y palabras que hacen que te olvides del actor y sientas al personaje. También los efectos y la acción están muy bien rodados. Lo triste es que cuando no está su personaje en pantalla parece que estés viendo un episodio del Comisario o de los Hombres de Paco.

Esta imagen me suena, ¿Dónde la habré visto antes?... Ah, si!

Aquí está el modelo.

            ¿Recomendable? Para pasar el rato. Sinceramente he visto cosas mucho peores.

Anuncios

Acciones

Information

One response

27 10 2011
Tazz

Hola, galofunditor.
Sinceramente, no me esperaba tanto de esta película. Lo cierto es que hay trozos de película donde se deja ver demasiado las fuentes de otras peliculas, como “Air Bag”, “los hombres de paco” y otras tantas. Pero la escenificación de la “España de puticlubs de carretera” es correcta. La interpretación de José Coronado es muy buena, como bien dices. Hace que llegues a simpatizar con el protagonista, y eso no es muy común en el cine.
Un saludo.
Tazz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: