The Thing

18 08 2011

            Un grupo de hombres, aislados, sin posibilidad de auxilio, atacados por un monstruo del que no pueden escapar… ¿Os suena el argumento?

            Realmente, esta premisa ha sido adaptada y seguirá siendo adaptado con desigual fortuna. La verdad es que solo hay cuatro grandes películas que hayan sabido adaptar este concepto: Alien el octavo pasajero, Tiburón, Depredador y The Thing (La cosa). Hay una quinta que consideraría al mismo nivel, Aliens, de la que ya hablamos aquí, pero no la pongo por su condición de secuela. Cada una de las cuatro adapta un espació muy determinado: el espacio exterior, el mar, la jungla y la Antártida. Cuatro espacios que podríamos denominar hostiles y si, aislados.

            Me gustaría analizar aquí el más humilde de estos films: The Thing (La Cosa). Dirigida por John Carpenter en 1982 supuso un fiasco económico, la única de las cuatro que se estrello en taquilla, pero que gracias al video se convirtió en objeto de culto. La historia del film es algo enrevesada, incluso las causas de su fracaso son poco claras. Repasemos un poco. Carpenter había saltado a la fama gracias a su film Asalto al distrito 13, un remake de Rio Bravo de Howard Hawks. Su fama se vio acrecentada por films como La noche de Halloween, La niebla o 1997: Rescate en Nueva York. Entonces le proponen hacer un remake de un viejo film de su adorado Hawks, La cosa de otro mundo (o algo así). Para la productora no era más que un ejercicio económico, reeditar las obras de su sello pero aportando mejoras, sobretodo visuales. Pero para Carpenter era algo muy especial. De hecho, coincidencias de la vida, el director veneraba dicho film. En la noche de Halloween, había insertado metraje del mismo en una escena en que los niños miran la televisión. Lejos de tomárselo como un encargo de estudio se lo tomó de forma muy personal, contando con buenos profesionales y con un presupuesto importante.

            ¿Por qué fracasó? Es difícil de decir. La hipótesis más probable es que se adelantó a su tiempo. Pongámonos en situación: es 1982 y la gente está disfrutando con E.T. de Spielberg, un film ñoño, ñoño. Entonces llega Carpenter y hace una película de terror verdaderamente pavorosa, donde el alienígena de las narices protagoniza algunas de las escenas más gore vistas hasta la fecha… La gente no estaba preparada. Puede que hoy en día estemos acostumbrados a la casquería, pero en la fecha en que se estrenó no era así. He leído en varias “reviews” que la gente salía a los pasillos de los cines a vomitar. Pero también hay que contar con otros factores. En la época, primeros 80, el cine estaba en clara decadencia debido a la aparición del video. De hecho, numerosas películas se estrenaban en cines y vhs al mismo tiempo. Muchas películas de terror, que en salas no tenían excesivo éxito, compensaban con creces gracias al mercado del video, como ocurrió por ejemplo con Evil Dead.

            Pasemos ahora a finales de los 90. En plena adolescencia, aquí él que escribe, pasó por su etapa de cine de terror y gore. Films como Braindead, El Vengador Tóxico o The Relic, eran pasto de mi VHS. Coincidió con el resurgir del terror, gracias a Scream, que nos trajo trabajos tan irregulares (por no decir tan malos) como Se lo que hicisteis el último verano, Secuestrando ala SeñoritaTingle(que de terror no tenía nada, pero como era del guionista de Scream) o House on Haunted Hill. Entre toda esa marabunta se estrenó una película titulada Vampiros de John Carpenter. En las revistas especializadas lanzaban numerosas previews, alabando al “maestro” y esperando con ansia su nuevo film. La verdad es que la película, a pesar de tener un arranque decente (que no bueno), era un cúmulo de despropósitos infumable. ¿Maestro de qué? Pensé yo…

¿Qué hay ahí dentro? - El fin de nuestras carreras.

            Estando en mi primer año de universidad, tenía un videoclub al lado del piso que compartía. Cada noche pillaba una o dos pelis. En esas vi Fantasmas de Marte, también del cacareado Carpenter. Dios que mala. Era otro despropósito más que evidente. Y mira que había actores interesantes: Pam Grier, Jason Sthatam o Clea Duvall. ¿Pero a quien se le ocurrió poner de machote a Ice Cube? Su nombre le viene al pelo cuando se trata de actuar. Ese imbécil, y perdonad, porque no hay otro nombre, que protagonizó la infecta XXX 2: Estado de emergencia, ese bicho que solo tiene dos expresiones a cada cual más penosa… ¿en serio alguien se lo podía tomar en serio como “hombre más peligroso del planeta? ¿Por qué no pusieron a Sthatam? Al menos ha demostrado ser digno sucesor de Stallone y compañía. Pero en fin, que entre policías vestidos de cuero, un guión que no sabía donde iba y malos que se dedicaban a quedarse mirando a pantalla y gritar, la película fue una nueva castaña.

¿Cómo que no molo? Pero si soy el perfecto negro "moder fuquer"!!!

            Pero he aquí que un día pillé por la tele 1997: Rescate en Nueva York. Dios, que buena. Repasemos: héroe carismático, situación límite, secundarios cojonudos, mucha acción, guión muy dinámico y una imagen muy cuidada… Tachan!!!! Peliculón al canto.

            Así las cosas, con los años, cuando he podido y cuando las he encontrado, he ido viendo sus pelis clásicas. Hay que ver, lo que ha sido este hombre y en lo que ha acabado. De hecho, desde el 96 que se da cabezazos contra la pared. La última que me he visto y que, como podréis notar, me ha encantado, ha sidoLa Cosa.

"Te dije que dejaras tu 600 fuera, que iba a nevar".

            La historia se inicia con una nave entrando en la atmosfera terrestre (imagen que sería copiada en Depredador). De ahí pasamos a un helicóptero volando sobre un paisaje helado, persiguiendo a un perro. Entremedias se nos presenta a Kurt Russell, un tipo al que no le gusta perder. Volvemos con el helicóptero que se deja de tonterías y empieza a lanzar granadas al can. Llegan a un campamento americano, perdido en medio de la Antártida. Sus ocupantes salen a ver que puñetas es tanto estruendo. Vemos a Russell salir de una de las torres del campamento, acompañado por su inseparable botella de Whisky. Con estas el helicóptero aterriza y el perro se lanza sobre los del campamento buscando refugio. Uno de los del helicóptero, haciendo el tonto, deja caer una granada que lo vuela en pedazos y destroza el mismo. El noruego que queda avanza hacía los científicos blasfemando en su idioma. Sin mediar provocación, alza el arma y dispara contra ellos, dándole a uno en la pierna. Los americanos se defienden y acaban por pegarle un tiro al noruego que se ha presentado con la intención de tocarles las pelotas.

La verdadera protagonista del film es la botella de Whisky.

            Tras este principio que te deja con cara de poker, inicia propiamente la película ¿Qué les pasaba a los noruegos? ¿Qué rollo se traían con el perro? Todas las preguntas se irán resolviendo y de paso desvelando el misterio sobre el que se basa toda la estructura de la película. La ambientación es bestial, la tensión va en “crescendo” y el terror se adueña de la audiencia. Repasemos: buenos actores, ambientación genial, historia interesante, tensión (me encantan las escenas en que no saben en quien confiar y como se vuelven unos contra otros), momentos concretos de gore muy bien llevados…

            El film ha envejecido muy bien, y aparte de las contadas escenas en que aparecen ordenadores (ver la simulación de absorción de células no tiene precio) se aguanta muy bien. Mención aparte merecen los efectos especiales. La escena que os dejo aquí fue la que más me impacto. Está muy bien realizada, pero no solo eso, sino que hace gala de imaginación y utiliza un recurso muy inteligente, no entretenerse mucho en el bicho, no tienes excesivo tiempo para apreciar los detalles o están hechos a contraluz, de tal manera que resultan muy realistas. De hecho, los efectos de Rob Bottin, son un ejemplo de la perfección con que se trabajaba antes de la llegada de los efectos digitales (que para mi están arruinando este tipo de cine: basta ver Green Lantern). Los efectos “analógicos” o tradicionales, tienen otro interesante efecto, y es que se puede apreciar como se interactúa físicamente, no hay chorradas inseridas de cualquier manera.

            Es todo bueno. NO. También hay algunas cosas que chirrían, algún efecto que canta demasiado o alguna laguna, pequeña, en el guión (¿Por qué tiene un equipo en la Antártida lanzallamas?), pero en general apenas si molestan. La música es de Morricone, pero no es de lo mejor que ha hecho. Simplemente cumple.

            Tarantino, cuando dirigió Death Proof dijo que sería la película que hubiera hecho Carpenter entre 1997 rescate en N.Y. y The Thing. Amigo Tarantino… ¡!ni de coña!! ¡!Eres un flipado! En serio, ¿Habéis visto Death Proof? Es como ver un anuncio de compresas rodado por Tarantino: piececitos por aquí, “dialogo” de mujeres por allá… lo único que aguanta la función es Kurt Russell que es un profesional como la copa de un pino. Y ni eso, porque a partir de que le disparan, en la recta final, el personaje se vuelve una nena mariquitilla. Es mucho mejor la película en que se basa Tarantino, Faster Pussycat: Kill Kill, que sin ser una maravilla, presenta a tres “hembras” de las que hacen historia. Por Dios, que mala Death Proof…

He aquí un actor en busca de un cheque.

Oigh! Iremos al lago, noche de chicas, nada de chorizo! (Nueva campaña de Ausonia dirigida por Tarantino)

Faster Pussycat Kill Kill y sus tres razones para verla!

            Bueno, y como no podía ser de otra manera, se está a punto de estrenar un nuevo “remake”. ¡Eso es! ¡Sigamos saqueando los 80! Por lo visto la historia será la del equipo noruego, con lo que tenemos una precuela. A ver, la película puede estar bien, pero tiene dos factores muy importantes en contra: ya sabemos que vamos a ver y ya sabemos como acaba.

            Resumiendo, si podéis ved el original, vale mucho la pena.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: