The First Class

8 06 2011

            Crecer durante los 90 implica, en cierta manera, conocer a los X-men. Para muchos, la década posterior a la caída del muro de Berlín representa lo peor en cuanto a cómics se refiere. Es la época en que los héroes clásicos morían para verse substituidos por macarras con chaquetas de cuero, calaveras y palabrotas como única forma de expresión. El cine de los 80 había calado, en cuanto a estética, y no quería irse. Convivimos con personajes como el U.S.Agente, Maquina de Guerra y Thunderstrike, volvían con fuerza Punisher, Motorista Fantasma e incluso a Spiderman le salían clones.

            Pero en todo este panorama destacaba la franquicia mutante. Multiplicándose cual conejos, el gen-X lo invadía todo. Cualquier colección que llevara una X en la solapa vendía. Gente como Jim Lee, Joe Madueira o Mark Silvestry hacían las delicias de los fans con nuevos personajes como Cable, Bishop o un Lobezno que revertía a su estado animal.

            Fue en ese momento en que “Telahinco” empezó a emitir la serie de animación (en aquella época “los dibujos animados” y punto) de la PatrullaX. Cosas del destino, este que suscribe, adolescente impresionable en dicho momento histórico, quedó prendado. Para apuntillar el éxito televisivo se lanzó en quioscos, al módico precio de 100 pts, una colección que narraba, más o menos, lo visto en televisión, sirviendo de enganche a los nuevos fans.

            En los quioscos también compartían espacio la serie regular, dividida en dos cabeceras principales y una serie llamada X-men Classic que recuperaba las etapas precedentes a la primera gran refundación del cómic. Dentro de esta línea clásica vivíamos la fundación de la patrulla X de manos de Charles Xavier y la lucha contra los centinelas y la hermandad de mutantes diabólicos de Magneto.

Los primeros X-men en todo su esplendor.

            Pues si, toda esta parrafada viene para poder hacer la critica a X-men First Class. Por cierto, para no desentonar, contiene SPOILERS A PORRILLO, así que si no la habéis visto y pretendéis hacerlo, STOP!!!

            No solo hay que analizar los cómics clásicos, sino que tenemos una trilogía + un spin-off precedentes. Los X-men marcaron mucho en el cine. Con su look matrix a más no poder, revolucionaron la taquilla como no había sucedido en mucho tiempo. Ellos son los culpables de la oleada masiva de adaptaciones del comic que hemos visto en celuloide. Un semidesconocido Brian Singer, que había despuntado con Sospechosos Habituales y Un Verano de Corrupción, adaptaba una de las franquicias más importantes de Marvel con tal éxito que se convirtió, más si cabe, en cineasta de culto. Bueno, eso fue hace mucho. X-2 o X-men 2, como prefiráis, fue una secuela que mejoro bastante el planteamiento original algo plano, siendo un nuevo taquillazo. Entonces llegó Superman y todo se fue al garete.

Por la cantidad de cuero, la película podía haberse llamado los moteros X... mmm...suena a peli porno.

            Si, Superman. Singer se largo a dirigir al hombre de acero y dejó la producción de la tercera parte en un punto de no retorno. Le encasquetaron la dirección al primero que pasó y así salió la cosa… desastre al canto con La decisión final. Para acabar de arreglarlo,la Fox, productora de todas estas entregas, realizó la violación definitiva del personaje de Lobezno en su Spin-off. Una película de acción de baratillo que tuvo un éxito más que aceptable en taquilla, a pesar de que reciclaba, o eso parecía, un guión de pelí de Chuck Norris.

De ser el mejor en lo que hacía, Lobezno paso a ser lo peor que se había hecho... juego de palabras sutil, sutil, eh?

            Llegados a este punto los fans sacábamos espuma por la boca con solo nombrar la X. No solo eso, sino que la mayoría de las películas de los X-men no están envejeciendo demasiado bien comparadas con lo que ha venido luego. Ya desde el primer momento muchos nos dimos cuenta de que no se trataba de una película sobrela PatrullaX, sino una patrulla sobre Lobezno y un montón de secundarios. Cierto que Hugh Jackman hizo el papel de su vida, pero el resto de personajes eran, como mucho, meros bosquejos de los originales (especialmente doloroso era el caso de Cíclope y el de Tormenta).

            Así que llegamos a 2010 y algún cerebro de la Fox se pone a hacer cuentas y … “Si no queremos perder la franquicia X-men hay que hacer una nueva película…”. Sacamos un guión polvoriento de un cajón con el nombre de Bryan Singer en la solapa, buscamos un director que parezca competente pero sea barato (Matthew Vaught) y un par de actores decentes pero rentables, no sea que nos pase como con los divos dela X-men original (que a cada película de la saga triplicaban el sueldo) y ¡!!!!!TA-CHAN!!!!! Una de las mejores películas de superhéroes acaba de nacer!

El mejor reinicio posible para la franquicia?

            Pues si, ante todo pronóstico nos encontramos con una muy buena película ¿Mejor que Iron Man o Thor? Preguntarán los incautos. Pues que juega en la misma liga, que ya es mucho. Para mi está entre ambas. Vamos por partes…

            La dirección es muy correcta. El ritmo se mantiene a lo largo de toda la película, cosa que no ocurría con el film precedente del director, Kick Ass. La narrativa parece sacada de un comic de la época Steranko… un cruce con James Bond para que os hagáis una idea. A pesar de durar más de dos horas, la película es muy llevadera y el clímax es posiblemente el más equilibrado de toda la saga.

Mi nombre es Bond...James B...digo Shawn, Sebastian Shawn.

            Obviamente la historia se sustenta, más que nunca, en la excelente elección de los protagonistas. James McAvoy ya había despuntado en El último rey de Escocia, y encarna a un Charles Xavier muy alejado del mero bosquejo que suponía Patrick Steward. Todo un crack, la verdad. Nos encontramos con un Profesor X algo engreído, joven e impulsivo, que poco a poco evolucionara hacía la figura paternalista, sobretodo a merced de su contacto con Eric / Magneto. Y es Michael Fassbender, ese actor que desde que empezara su carrera para el gran público en Hermanos de Sangre (corroborándose en 300, Malditos Bastardos y Centurión), el que realmente da el do de pecho. Su Eric Lersher es una construcción magnífica, vengativo, cruel, pero un hombre al fin y al cabo. Empezando por su presentación cual la primera X-men, en un campo de concentración hasta el asesinato que le convierte en Magneto, vemos desplegar un personaje carismático y que rezuma complicidad y realismo en su relación con Xavier. Brutales son los momentos en que comparten un hermoso recuerdo, reclutan a los chavales o el montaje paralelo de la moneda hacía el final de la cinta, en que también se ejemplifica la muerte de la amistad.

Su relación es la verdadera alma del relato.

            Kevin Bacon como Sebastián Shawn resulta perfecto. Un personaje que se acerca a lo caricaturesco en algunos momentos y que de golpe vuelve a ser una fuerza amenazante y malévola.

            Por desgracia, el resto del reparto no está a la altura de este trío, y oscilan entre secundarios meritorios y puro ornamento. Oliver Platt como miembro dela CIA o Michael Ironside como almirante son dos de los personajes que más me alegre de ver en pantalla. Estos eternos secundarios lucirían igual de bien aunque interpretaran a un cajero de McDonalds (esta frase la leí por ahí). Personajes como Mística, la  Bestia o Emma Frost no están mal, resultan mínimamente interesantes pero todos tienen un pero (valga la redundancia). De mística decir que protagoniza una de las pocas escenas que no me convencen de la película… la primera en que aparece, de niña, colándose en la cocina de Xavier. Que casualidad que te coles en la casa de un niño rico que justamente es mutante, ¿no? Supongo que mi animadversión viene de que es uno de los personajes que más me gustaba de la trilogía original y que aquí es bastante menos interesante, su personaje tiene menos calado y no llega a la intriga de su predecesora (una Rebeca Romijn Stamos que tiene su cameo). Dela Bestíame defraudo ante todo su transformación… no se, se veía bastante ridículo. Mientras que dela ReinaBlancale falta un puntito de atrevimiento y arrogancia que si tiene el personaje en el cómic.

Demasiados personajes para la foto.

            Del resto de mutantes poco hay que decir. Son meros secundarios, carne de cañón, sobretodo los malos, que apenas articulan frases o resultan mínimamente relevantes al guión. Una lástima que un personaje como Darwin no se desarrolle más, parecía el que tenía más potencial. La sobreinclusión de personajes acaba por dejarles poco espacio, sin contar con que la mayoría son meros secundarios incluso en los cómics, muy alejados de pesos pesados como Lobezno (su cameo es de lo mejor del film).

            También hay que pararse un momento para hablar de Moira McTaggert, reconvertida de genetista británica (¿o era escocesa?) a integrante dela CIA. Cierto es que su papel es correcto y no se cae en el romance fácil en su relación con Xavier.

            Comparar la historia con el cómic es arto imposible. En las páginas impresas no hay precedentes a los que podamos acudir que tengan un mínimo de relación con lo visto en celuloide. Del Israel de los años veinte pasamos a la crisis de los mísiles de Cuba, de Cíclope, Ángel, Hombre de Hielo, Bestia y Chica Maravillosa pasamos a unos Banshe o Kaos que ni siquiera son de los más populares, ni los más clásicos, sin olvidar que personajes como Ángel (la chica) o Darwin corresponden a etapas muy próximas a la actualidad.

La transformación en Magneto, no por esperada, resulta menos trascendental.

            Hay que tomarse este nuevo film como un empezar de cero, alejado de las películas y de los cómics, pero que construye una ficción anclada a la realidad (muy interesante el marco histórico) que permite crear una nueva franquicia, donde los problemas mutantes están mejor reflejados que en la original, donde no eran más que una excusa para el lucimiento de las estrellas.

            En los guiños a los cómics son muy de agradecer la presencia del auténtico pájaro negro o recuperar los uniformes clásicos azul y amarillo en lugar del cuero matrix. Esperemos que la cosa siga por este camino, porque estamos, sin lugar a dudas, ante la mejor película de los X-men.

            Lo mejor: Xavier y Magneto. Algunas secuencias del climax como la persecución de Banshe y Angel entre los barcos o Magneto levantando el submarino. El corte a lo 007 que tiene esta nueva entrega. El guión, más elaborado y menos plano de lo que podría parecer.

            Lo peor: demasiados personajes que aportan muy poco. Que el único español de la cinta no diga ni una palabra (es el guardaespaldas de Shawn que crea tornados). El escaso desarrollo del concepto Hellfire Club (Club Fuego Infernal).               

Anuncios

Acciones

Information

6 responses

9 06 2011
plared

La vi ayer y particularmente me gusto bastante. En especial esa comparacion que se hace entre las dos vidas. Ambas complicadas, pero una marcada por el sufrimiento y otra por el exito. Buenos efectos y una historia que desconozco si se acercara al comic, pero cinematograficamente muy buena y bien realizada. Saludos y resumiendo, me lo pase como un crio

9 06 2011
alexdeguays

Pues habrá que verla! Un pequeño detalle, Galo: leí por ahí que el español no dice ni una palabra…porqué no sabe inglés! xD

11 07 2011
alexdeguaysx

Hoy mismo he visto la película, la verdad es que cumple con las expectativas! Estoy de acuerdo con toda la crítica, Galo, menos en una cosa: Banshee sí es un clásico de los X-Men: se le recluta en la 2ª hornada de hombres X, junto con Coloso, Lobezno, Tormenta y Rondador Nocturno!

12 07 2011
galofunditor

Tienes razón en cuanto a que Banshee formava parte de la segunda hornada o segunda génesis como se la llamó. Me refería a que no es un clásico en el sentido de popularidad. De hecho, yo que llevo leyendo cómics desde los 80, me es mucho más familiar su hija Sirin que no el mismo. Si comparas su “peso” respecto a los otros hombres X que mentas veremos que no es igual (por ejemplo no recuerdo ningún videojuego en que figure). No es que le quiera hacer de menos, pero digamos que es menos conocido que los grandes pesos pesados de la franquicia X.

12 07 2011
alexdeguays

Sí, sí, es verdad, no es ni muchísimo menos tan popular como los demás…¿y qué te pareció el poco o nulo peso de Emma Frost? La verdad es que eso me defraudó un poco, dada la importancia que tiene ella en los cómics actuales (o que al menos tuvo hasta la Invasión Secreta)

14 07 2011
galofunditor

Si, han recibido un montón de críticas por la Reina Blanca. La verdad, yo también esperaba más. Me encanta el personaje de los cómics, cínica, sexy y bastante hija de @#$%&! Si nos quedamos en lo puramente físico tampoco es que sea muy allá: es atractiva, pero yo me esperaba un pibón mucho más impresionante. También hay que decir que es difícil acertar siempre con el cast… demos gracias por los aciertos y esperemos que se decidan a hacer una segunda parte mejorando lo presente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: