El día en que el Capitán América eligió bando.

5 02 2011

El contraste puede parecer extremo, pero lo cierto es que en Norteamérica, junto al florecimiento de todos los recursos de la tecnología […] se da la evidencia incontestable de la fuerza imperecedera de la palabra. La retórica griega, en gran medida – no lo olvidemos – aporte de sofistas más interesados en dominar al vulgo que en promover el imperio de la verdad, tiene incluso hoy día su tierra de promisión en los Estados Unidos, como acabamos de comprobar con la eficacia perlocutiva en el terreno político de los discursos del Yes we can del Presidente Obama.”

Darío Villanueva “La eficacia retórica del “Yes we can”, en la revista Claves de Razón Práctica, nº 199, Enero/Febrero 2010.

En la previa al Asedio de Asgard, en la colección de los Nuevos Vengadores, Barack reconocía ante el Capitán América que la Ley de Registro Superhumana era "antiamericana".

Ya hemos hablado en repetidas ocasiones del giro que ha dado Marvel, desde aquella maravillosa Civil War, para volver a transmitir la realidad estadounidense en la ficción que representa el universo que lleva tal nombre. No es por ello de extrañar que, amén de la victoria de Barack Obama se haya cerrado la etapa conocida como “Reino Oscuro” (alegoría de la administración Bush) para pasar a la vibrante exaltación que es la “Edad Heroica”.

El punto de inflexión que marca dicho hito es “Asedio”, el último evento marca de la casa, que no es otra que la ocupación ilegítima de Asgard (Iraq). Las series evolucionaran, pero: ¿Los personajes seguirán siendo fieles a los principios que representan?

Vamos al caso de El Capitán América. Este último año ha sido muy importante para el personaje o debería decir ¿personajes? Los dos hombres que han lucido este título: Steve Rogers i James “Bucky” Barnes han vivido una ficción intensa.

Ultimamente estamos disfrutando de las mejores portadas que recuerdo del capi. Aquí el capi de los 50 rodeado de los Perros Guardianes.

Mientras que Rogers estaba desaparecido (había fallecido tras los acontecimientos narrados en la Guerra Civil marvelita), este 2010 ha supuesto su “renacimiento” en una de las mejores miniseries del año: Reborn. También hemos disfrutado de su “nacimiento” en esa obra sensacional que es Marvels, siempre con Ed Brubaker en los guiones. Acaba el año como “nuevo policía supremo” ocupando el cargo que en su día detento Nick Furia y que últimamente venía regentando Norman Osborn.

Para los que no estéis familiarizados con esta ficción digamos que se ha pasado de tener a una reliquia de la guerra fría en el cargo, a un psicópata paranoide para finalmente asumir el manto una leyenda viviente de la Segunda Guerra Mundial que representa mejor que nadie el Sueño Americano.

Por su parte, Bucky ha luchado contra su pasado como espía y asesino soviético durante la guerra fría, para acabar reencontrándose con su amigo y prácticamente hermano y así finalmente asumir el testigo como símbolo viviente de un país.

Este año la serie ha flojeado debido a que durante una serie de meses se ha olvidado la continuidad a favor de episodios autoconclusivos que rellenaban el hueco que ocupaba Reborn (lanzada aquí como “one shot”).

No os engañéis, no es Steve Rogers.

Después de tan intenso resumen vamos a ponernos con el tema: la última aventura del capi. En este caso con Bucky ya como único Capitán América.

Antes de empezar con los detalles debemos presentar un personaje intrincado y desconocido para los que no son fans del personaje: El Capitán América de los 50. Una vez acabada la Segunda Guerra Mundial (hablando del panorama editorial), el capi cayó en el olvido. Durante los años 50 trataría de ser relanzado como un héroe que luchaba contra los comunistas. La serie obtuvo escaso éxito. Finalmente, con el nacimiento de Marvel Comics, se recuperaría al personaje dentro de la colección de los Vengadores. El guionista del capí, Steve Englehart, libre pensador de izquierdas, veía como una abominación la etapa de los años 50 (en que el capí había asumido un tono directamente fascista), así creó la historia oficial en que el auténtico quedó congelado tras la Segunda Guerra Mundial y el de los años 50 era un hombre que se hizo modificar para ser totalmente igual pero con una excepción, las drogas que le otorgaban los poderes le produjeron demencia. Este personaje ha ido reapareciendo en la colección en diversas etapas.

Así llegamos al arco argumental conocido como “Dos Américas”, una aventura que ha levantado mucha polvareda en los USA, aunque a nosotros nos resulte un tema lejano. La sinopsis:

 

Informado por Nick Furia de que el llamado “capi-loco” ha sido detectado en Boise (Idaho) en contacto con una célula terrorista nacional llamada los Perros Guardianes, Bucky decide ponerse en marcha a fin de neutralizar a tan peligroso elemento.

Para ello se traslada a dicha localidad en compañía del antiguo aliado del capi, El Halcón. Lo primero que se encuentran es una manifestación del Tea Party contra los impuestos. Mediante una estratagema, el capi consigue infiltrarse en los Perros Guardianes, pero es descubierto y obligado a vestirse nuevamente como Bucky (el disfraz que llevó durante la Segunda Guerra Mundial). También capturan al Halcón y utilizan el Vibranium (metal ficticio) para crear un explosivo con el que volar la Presa Hoover.

Ambos héroes conseguirán escapar y frustrar los planes de sus captores.

 

Este es el resumen rápido, pero la historia es mucho más profunda y tiene un mayor significado de lo que un simple relato de acción parece representar. Para empezar el Tea Party.

¿Qué es el Tea Party?

Si hay una fecha inaugural del Tea Party, es el 19 de febrero de 2009. Hacía un mes que Obama había jurado el cargo. Una semana antes, el congreso había aprobado el estímulo público para evitar la recesión. Ese día, un comentarista ecónomico de la cadena NBC, Rick Santelli, se quejó a gritos en directo del plan demócrata para salvar al economía: “El gobierno promueve el mal comportamiento”, dijo Santinelli. “!Esto es América!¿Cuanta gente quiere pagar por la hipoteca de su vecino, que tiene un baño más y no puede pagar sus recibos?”Acabó con una propuesta: “Pienso montar un Tea Party en Chicago en julio”.

El Tea Party fue una rebelión de finales del siglo XVIII en Boston contra los ingleses. Su objetivo era no pagar impuestos si no podían escoger a sus representantes. Desde entonces ha inspirado protestas fiscales en varios momentos de la historia”.

Jordi Pérez Colomé, “De paseo con el Tea Party”, El Ciervo, nº 717, Diciembre 2010.

Representación del Tea Party original.

Al encontrarse con este movimiento las palabras del Capi y el Halcón van referidas a las reivindicaciones anti impuestos y al hecho de no encontrarse en Manhattan (conocida por ser un núcleo de librepensadores). El plan para infiltrarse de Bucky también tuvo su ración de polémica, pues utiliza a Sam Wilson (El Halcón) haciéndolo pasar por recaudador de impuestos. Recaudador y negro… después de propinarle una paliza (falsa) le despide con un “!Y no te olvides de tu maletín, Obama!”.

También las palabras de Sam son significativas: “No acabo de ver a un negro de Harlem encajando con un puñado de blancos cabreados”. Si analizamos las características del Tea Party veremos en que se definen:

Estas dos páginas desataron la polémica.

No se trata de un nuevo partido sino de un movimiento de frustración y rabia de hombres blancos acomodados espoleado por los ricos de Estados Unidos. Son la gente rural de la Biblia, horrorizados con los matrimonios homosexuales, o los blancos racistas del sur o el midwest, asustados de un presidente negro, o urbanos preocupados porque sus hijos no encuentran empleo o no tienen seguro médico o no están convencidos de que sus ahorros devastados por la crisis financiera les alcancen durante la jubilación. Es un grito de pánico.”

Mark Aguirre, 2010

 

Las grandes fortunas han visto en este una herramienta para socavar el poder demócrata detentado por la Administración Obama. Han colocado a sus peones, Sarah Palin o Glenn Beck y a sus propagandistas en la cadena Fox. Destacan, entre estos personajes, los hermanos Koch, millonarios (su fortuna, unida, supera a la de Bill Gates), libertarios de la vieja escuela que creen que los impuestos personales y a las empresas deben ser reducidos al mínimo, al igual que los servicios sociales para los necesitados. Que cada palo aguante su vela.

Este es el tipo de gente que se ha tirado al cuello a Obama por meterse con BP, ¿A quien le importa el medio ambiente si no hay beneficios? No deja de llamar la atención que estas grandes fortunas, como Stephen Schwarzman (especulador de Wall Street), comparen a Obama con Hitler, tachándolo de “socialista” (¿Hitler = Socialista?). La crisis, ocasionada en gran medida gracias a estos genios humanitarios, es lo que espolea a la gente a apoyar esta “Revolución del pueblo”, como se llaman a si mismos: ¿Ingenuos o cínicos?

Los americanos solo creen en los resultados y no en la ideología, y en esto Barack no ha cumplido. Llevan al máximo las sentencias de Maquiavelo. Las otras consecuencias no se hacen esperar: caza al “sin papeles”, el debate interno por la mezquita en la Zona 0, el recorte de las libertades, curas y predicadores quemando el Coran… ¿Dónde está el “American Dream”?

A pesar de ser un movimiento plural, formado por una base social blanca (principalmente) de clase media-alta, hay ciertas características comunes en todos los grupos que han surgido bajo ese nombre (la mayoría autónomos):

– Obsesión por la educación: principalmente sobre la Constitución, alejando el estado actual con las intenciones de los padres fundadores.

– Estados Unidos es un país capitalista, punto. Poco gasto público, si una empresa va mal que se hunda y pocos impuestos.

– Dios es importante: Estados Unidos es una nación bajo Dios y se basa en los principios del cristianismo.

– La inmigración ilegal no es bienvenida.

– Sarah Palin gusta, aunque el grupo no quiere apoyar a ningún candidato concreto.

Hay que reconocerle un punto a su favor, el Tea Party mejora la vida civil. Más allá de sus ideas, es un grupo de gente que quiere hacerse oír en política.

 

El siguiente punto de interés son los Perros Guardianes. Pueden parecer una ficción, pero según fuentes oficiales del Pentágono, en 2009 se triplicó la cantidad de grupos extremistas y paramilitares de extrema derecha que existen en EE.UU. El Southern Poverty Law Center, la institución que hace el seguimiento de este tipo de peligrosos grupos contabilizó la existencia de 512 durante ese año, frente a los 149 que existían apenas doce meses antes. De ellos, 127 podían considerarse verdaderas milicias paramilitares capaces de representar un serio peligro, frente a las 42 que llegaron a censarse en 2008.

Lejos de lo que pueda parecer, estos grupos no se limitan a dar discursos. Uno de ellos, en 1995, fue responsable de un atentado en el que murieron 168 personas, trabajadores de un edificio federal en Oklahoma.

 

La retórica de estos grupos está plasmada en los diálogos del Capi-loco. “No lo ves, ¿Verdad? Este país está en guerra, y la mayoría ni siquiera lo sabéis. Y no me refiero a Oriente Medio, hablo de aquí mismo, en América. Ni siquiera reconozco ya el país, y tú tampoco deberías. Demonios, tú también viviste la depresión. ¿Cómo puedo abrirte los ojos Bucky?”

“Quiero empezar una revolución…necesito un golpe de efecto que resuene en el mundo entero”.

 

El capi de los años 50 es un americano desilusionado, un hombre que ve como el país está pasando momentos difíciles y que no entiende por qué. Hay ejemplos reales de actitudes similares y comportamientos que acaban desencadenando en la violencia como respuesta:

 

Joseph Stack tenía 53 años cuando el pasado febrero estrelló su avioneta contra una oficina de Hacienda en Texas.”

“Joseph Stack era un ingeniero informático que durante años había seguido el camino que se supone conduce al sueño americano. Fue a la universidad, estableció un par de despachos de consultor, formó una familia, compró una casa en una urbanización, se mudo de ciudad en busca de un mejor empleo… […] Pero después de 25 años de seguir la línea recta, Snack se percató de que no había conseguido nada sólido. Estaba frustrado, desesperado, lleno de rabia. La crisis lo había dejado sin ingresos, a punto de perder la casa y con una voluminosa notificación de Hacienda encima de la mesa.”

“Según dejó escrito, su sueño americano se había convertido en “la real pesadilla americana”.

Mark Aguirre, “Zombies esperando despertar de la pesadilla”, en El Viejo Topo, nº 274, Noviembre 2010.

 

Las reflexiones de Bucky mientras lucha por detener al Capi-malvado son las que se hacen los americanos ante esta terrible situación:

Este tipo (refiriéndose al capi-loco) comenzó con las mejores intenciones. Es un patriota. Sólo quería ser como el Capi y como yo. Luchar por una buena causa. […] Lo convirtieron en un tipo que está dispuesto a usar bombas para decir algo.”

 

Uno de los puntos fuertes de esta aventura es como redefinió una vez más la concepción de los USA por parte del Capi. ¿Quién es? ¿Qué defiende? ¿La política exterior? ¿Al gobierno?¿Al pueblo americano? ¿Al sueño?

Cuando la saga “Dos Américas” se puso a la venta en Estados Unidos levantó una gran polvareda. Muchos miembros de la extrema derecha o simplemente conservadores tacharon a Marvel Cómics de socialistas y liberales. Creyeron que el Capitán América ya no representaba los valores del sueño americano… ¿Vosotros que creéis?

¿Conseguirá la película que el personaje tenga los mismos elevados ideales y siga representando el "American Dream"?

 

Anuncios

Acciones

Information

One response

5 02 2011
alex

Por encima de todo, lo que yo creo es lo de casi siempre: Los extremos no son buenos, y sobretodo en materias nada claras, como lo son cuestiones políticas tipo “impuestos: sí o no”.

Me repugnan los dogmas (y digo bien, muchos los asumen como auténticos dogmas de fe) del Tea Party, pero a la vez, me parece increíble la gente que se alinea en el bando contrario y acaba aplaudiendo que le hayan subido los impuestos, o que le hayan congelado la pensión de su padre/abuelo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: