Divagando “muy mucho”

6 09 2010

            Las últimas noticias nos hablan de una tregua unilateral por parte de ETA. ¿Momentánea? Seguramente. Tras tanto tiempo, tras tantas treguas rotas, no es más que una noticia de las que te hacen levantar una ceja y preguntarte hasta cuando. Se dice que es por la presión de la izquierda abertzale: están metiendo presión a ETA para que acabe con las formas violentas. ¿Porqué? Lo más posible es que esta situación sea motivada por la necesidad de presentar listas a las próximas (y ya no tan lejanas), elecciones a fin de obtener, como no, dinero estatal con que refinanciarse. ¿Pero hay más?

Desde un tiempo a esta parte han aparecido noticias sueltas y siempre en los periódicos más reaccionarios, sobre acercamientos de los presos al País Vasco y Navarra, ocasionados (se especula por falta de pruebas) por nuevos contactos del ejecutivo estatal y la banda terrorista. Por una vez, a parecido que todos los partidos políticos han reaccionado todos a una. Desde que tengo recuerdo ETA siempre ha estado con el agua al cuello y a punto de extinguirse, pero sigue matando. ¿Es posible, a día de hoy, extinguir esta lacra?

Como todos sabemos como acaba esto... ¿Y si me salto el guión y cuento un chiste?, Total, lo que voy a contarles es igual de inventado.

Los nacionalismos, el patriotismo y las ideologías extremistas propugnadas por los contendientes marcan unas pautas muy claras: no hay fin sin el exterminio del oponente. En un país marcado por lo que, en ese lenguaje tan iluminado de los medios de comunicación, se llama “sensibilidades nacionales” es difícil de creer. No hace falta irse muy lejos. Los que se niegan a entender la realidad plural, multiétnica y global (nos guste o no) siguen siendo mayoría, defiendan los colores que defiendan. La solidaridad y comprensión no están en el menú de hoy. ¿Es por lo que nos han inculcado? Desde siempre tengo memoria de haber oído lo del peligro de extinción del catalán y la alarma ante la atomización de España.

Los relevos generacionales acatan estas doctrinas y repiten los eslóganes y las consignas con la capacidad de reflexión de un caracol. ¿Realmente en un Mundo como el actual hay lugar para estos debates? Si eres de izquierdas y nacionalista tienes que apoyar a los palestinos, por mucho que tu retórica esta salpicada de resonancias fascistas (¿No nos acordamos del barco de rejilla?) y sean unos asesinos. Si eres de derechas hay que condenar al Che Guevara, idolatrar a Aznar por lamerle las posaderas a un tejano corto de luces y tratar de hablar como Trillo cuando las tropas ocuparon perejil. ¿Pero y si tu padre es de la Castilla profunda y tu madre mallorquina, como en mi caso? ¿Soy un traidor a todos? ¿Debo odiar a unos en detrimento de otros?

 

Está muy bien preguntar que y quien, pero como decía el periodista Robert Fisk respecto a Irak, no es correcto preguntar porque. Esas preguntas son incomodas y no nos interesan.

Oiga, ¿Tiene armas de destrucción masiva por ahí? Es que contamos una trola hace unos siete años y como todavía no nos han dicho nada, a ver si nos van a venir a pedir cuentas algún dia.

Un nuevo ejemplo: los que visten palestinas. Bueno, para los que no lo sepáis, supongo que ninguno, pero paso de dudas, las palestinas son esos pañuelos de inspiración musulmana que llevan los palestinos al cuello y que, ¿cómo no?, han sido adoptados por ciertas personas en nuestra sociedad. Para los palestinos, el color del pañuelo es el símbolo de una facción política, así que tenemos a jovencitos (y no tanto) que se van de botellón indicando que pertenecen a Hamas.

Yo no soy un gran ejemplo para hablar. Desconozco muchas cosas, pero si he llegado a la conclusión de que las perspectivas planas y direccionales condicionadas por el entorno rara vez definen la realidad. Se debe ir un poco más allá, preguntar, leer y ser crítico con el conocimiento, no confiar ciegamente en lo que otros nos dicen.

Un ejemplo que nos es cercano pero no cotidiano. Oriente Medio.

Hagamos un análisis superficial de esta zona a partir de algunas películas y veamos a lo que nos lleva. El último rey de Escocia y Hotel Rwanda (aunque hablando de África en general) nos servirían de excelente punto de partida. Las dos situaciones (dictador centroafricano y matanza étnica) han sido fruto, sino ayudados en gran medida,  de la colonización europea, uno de los mayores desastres de la historia, fruto de la conciencia nacional y ejemplo de un racismo extremo. La Guerra de Charlie Wilson nos vendría a mostrar como, ¡Bueno, no son tan malos los regimenes dictatoriales si nos ayudan contra los enemigos comunes! Es decir, para los Estados Unidos, Turquía y Argelia son grandes amigos y defensores de la democracia, aún cuando no sepan que significa esta palabra, los turcos cometieran el primer genocidio de la historia y no quieran reconocerlo y la práctica de torturas por parte de la policía argelina sea pan nuestro de cada día. Así que tenemos al bueno de Saddam luchando durante siete (¿o eran ocho?) años contra Irán, masacrando a miles de personas con gases que les dieron los Estados Unidos (vivan las fotos de Colin Powell con el tito Saddam en 1983), pero era un tío de puta madre, hasta 1991 en que se le ocurrió cruzar una frontera equivocada.

Munich nos presenta la visión de los luchadores en Oriente Próximo: los israelíes nos sentimos amenazados y como ya hemos sido perseguidos y exterminados, pues ahora nosotros perseguiremos y exterminaremos. Da igual que nuestros enemigos tengan el mismo planteamiento que nosotros (haber sido expulsados de sus legítimas tierras), todos lucharemos hasta la última gota de sangre. ¿Y los United, como ven a esa gente? Si hacemos caso a Black Hawk Down (aunque aquí son somalíes) o a los artificieros de En tierra hostil… les importan una mierda. ¿Qué más dan los flacuchos o los cabezas de toalla? Como decía el personaje de DiCaprio en Red de mentiras al funcionario que hacía la guerra desde detrás de su escritorio en Washinton: A vosotros no os gusta esto (cita muy libre). Es cierto, no gusta, no lo entienden, pero es el eje de la política internacional. ¿La política? El dinero. Como en la Sombra del poder dejaban entrever, hay muchos intereses en la privatización de la seguridad tras el 11S. En un mundo cada vez más caótico y en crisis (no solo económica, sino falta de ideas), las empresas de espionaje y de seguridad han crecido en un 500%. Según The Green Zone nadie ha preguntado por la confirmación de las acusaciones, de las noticias… es que si lo haces no eres un patriota, si cuestionas no eres de los nuestros, eres un traidor de la peor calaña.   

            Se ha invadido Afganistán y se ha invadido Irak, ¿Es el Mundo mejor? Hace muy poco que los americanos se han ido y ahora el bueno del “nobel de la paz” (lo escribo en minúsculas porque ha demostrado que no merece la mayúscula) ha sentado por fin a los líderes de Israel y Palestina en la mesa de negociaciones. ¿Es así de fácil? ¿No se ha preguntado el bueno de Obama el porque de la situación que se vive en oriente medio?

Ahora vamos a hacernos unas birras, cuando volvamos seremos colegas de toda la vida. (Política exterior Made in Obama)

            Decía un investigador privado cinematográfico que para resolver un crimen hay que preguntar quien se lleva el beneficio. Entre todas estas líneas, en que he divagado, hay muchos $ y nadie se ha preguntado lo que el detective hizo ¿A quién beneficia todo esto?

 

Anuncios

Acciones

Information

One response

8 09 2010
Alex

Tienes mucha razón en muchas cosas, Galo. Añado que parece mentira que, en pleno siglo XXI, todavía se caigan en dicotomías absurdas de “tú eres el bueno, tú el malo”, y que nadie vea que normalmente todas las partes tienen su parte de razón.

Por cierto, me gustaría también dar a observar el grave daño que ha hecho, hace y sigue haciendo la religión, presente en casi todos (todos?) los conflictos armados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: