Honderos baleáricos!

27 01 2010

                Debido a nuestro ámbito geográfico (Mallorca), la figura del hondero balear adquiere un nivel que sobrepasa cualquier atribución que se pueda hacer de carácter etnológico y antropológico, para cargarse con todos unos significados culturales e incluso mitológicos. A pesar de que la arqueología y la prehistoria no me son ámbitos afines, he decidido hacer este pequeño post para ilustrar, aunque sea brevemente, a los no historiadores en esta figura histórica.

En esta interpretación artística podemos observar la ligereza del equipamiento del hondero. Las tres hondas, una en la cabeza, otra en la cintura y una en la mano, más el zurrón donde llevar los proyectiles, eran todo lo necesario.

                Para documentarnos hemos de recurrir a las fuentes clásicas y a los registros arqueológicos. Obviamente no hay fuentes directas, sino que los primeros historiadores, contemporáneos o no, que hablan de los honderos baleáricos lo hacen en griego y latín.

                Los honderos, obviamente, no son exclusivos del ámbito balear, sino que es una figura presente en todo el Mediterráneo. “Funditor” en latín, se ha especulado que la palabra griega utilizada para referirse a la honda diera lugar a “Baleares”, aunque esta hipótesis es harto discutida. Las primeras menciones se hallan en el mundo micénico. En el propio palacio de Knossos se han encontrado proyectiles de honda, al igual que representaciones en vasos. No olvidemos esa controvertida fuente que es la Biblia y al personaje de David. En la Iliada, obra magna de la literatura, aparece en el canto 13, verso 716, una sucinta referencia. Los acarnienses, los rodios… todos ellos aparecen en obras de historiadores ilustres como Tucídides o Jenofonte como doctos en el uso de dicha arma.

Esta fotografia fue tamada a un muchacho palestino durante la última intifada.

                Pero vayamos a los honderos baleáricos y la sociedad que les vio nacer. La época en la que empezarán a aparecer en la historia, ha sido denominada para el contexto insular como Postalayótica. No entraré en muchos detalles, pues como he anunciado no soy experto y, en todo caso, si incurro en error agradeceré a alguno de los historiadores con debilidad por la prehistoria mallorquina que lee este blog, me corrijan. Parece ser que esta sociedad venia marcada por una tendencia cada vez más acentuada a la jerarquización. Esto viene atestiguado por los enterramientos. Algunos pre historiadores han teorizado sobre una posible casta sacerdotal formada por individuos seniles, mientras que la casta guerrera y mercenaria seria formada por las entidades más jóvenes en su afán de conseguir estatus y propiedades (lo que se llama “hambre de tierras”).

                Cada historiador clásico apuntaba un origen diferente para la honda (fenicios, griegos, etolios…). El caso es que la presencia de honderos era muy común, normalmente relacionada con actividades de pastoreo. Cuando se trata sobre la educación y preparación de los futuros honderos se cae, muchas veces, en el tópico, costando distinguir entre verdad y ficción de los relatos históricos. En el caso de los baleares se narraba como las madres colocaban la comida de los niños sobre arboles y estos debían derribarla para poder acceder a su sustento.

                Lo que si parece claro es que se portaban tres clases de hondas atadas al cuerpo, cada una de tamaño diferente y destinada a distancias variables (macrócolos/larga distancia, mesi/distancias medias y brajícolos/cortas). Los proyectiles podían ser simples piedras o formados ex profeso con materiales más duros como terracota o plomo. En estos casos se solían incluir inscripciones. Algunas hacían referencia a la unidad de la cual procedían o a su comandante en el ejército. Otras eran palabras soeces e insultos para desmoralizar al enemigo.

Representación escultórica.

                Las primeras actuaciones de los honderos baleáricos se desarrollan durante el conflicto greco-púnico de Sicilia (s V y III aC). Gran importancia tuvieron durante las diversas Guerras Púnicas. De esta época nos vienen numerosas referencias difíciles de contrastar. Por una parte, en lo que parece ser una descripción un tanto politizada, se habla de que solo cobraban en vino y mujeres. Fuera como fuere, durante la Segunda Guerra Púnica son especialmente mentados, llegando, según el historiador Livio, a matar al cónsul Emilio Paulo en la famosa batalla de Cannae (216 aC). Inevitablemente hay que hacer referencia a Magón, que tras ser rechazado en las baleares, recaló en Menorca a la búsqueda de mercenarios, dando, supuestamente, nombre a uno de los puertos de la isla: Mahón.

                Hay un gran vacío histórico en lo referente a las Islas en los futuros siglos. Tenemos algunas noticias, a través de citas de autores que no vivieron los hechos directamente, de la conquista por parte de Quinto Cecilio Metelo. Es una narración que se debe tomar con mucho cuidado, pues abusa de tópicos y mitos. Así se refiere a la sociedad mallorquina como piratas con sus “inconditas rates” (algo así como barcuchas), al tiempo que asegura que son excelentes marineros y que siembran el terror en el Mediterráneo. También asegura que eran unos pobres diablos, pero hay que tener en cuenta que a Metelo se le concedió el triunfo, hecho que solo se daba ante una victoria digna y un enemigo importante, jamás por luchar contra bandidos.

La honda está enraizada en la tradición cultural mallorquina.

                Finalmente, refiriéndonos al mundo espiritual de los honderos también abunda la polémica, pero parece ser que practicaban algún tipo de religión que profesaba culto a estatuillas de marcado carácter bélico, de aquí el famoso “mars baliaricus”.

La topografia mallorquina está jalonada de estatuas que representan a los honderos.

                Hasta aquí este pequeño resumen que espero os pique la curiosidad sobre el tema. Os recomendaría consultar la aportación de Marí Casanova y Rosselló Calafell “Funditores, la élite guerrera de la sociedad balear en la antigüedad” (2001) incluida en el tomo “L`antiguitat clásica i la seva pervivencia a les Illes Balears” o a la obra de Zucca “Insulae Baliares. Le Isole Baleari sotto il dominio romano” (1998).

Aún hoy en día pervive está tradición, convertida en deporte.

Competición.

 

     

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: