Objetivo Birmania.

16 09 2009

            Ya había visto esta película montones de veces en la biblioteca donde trabajo, pero no me animaba a cogerla. Pensar en Errol Flynn matando japoneses en plena Segunda Guerra Mundial no me motivaba. ¡Craso error!

            Ante la ausencia de títulos interesantes que llevarme a casa, decidí coger Objetivo Birmania (1944) de Raoul Walsh. El resultado: un film de guerra que cumple con los tópicos (algunos se inventaron en esta película), pero con carácter propio y un trabajo auténticamente profesional.

            Vamos con los detalles: Un comando de 50 hombres debe saltar sobre la jungla Birmana (actual Myanmar), destruir un radar japonés y volver a casa. La misión es un éxito rotundo, pero a la hora de ser recogidos por los aviones de transporte los japoneses les interceptan, iniciándose así una huida frenética a través de la selva infestada de enemigos.

Los protagonistas tendrán que enfrentarsa a la cara más cruda de la guerra.

            Errol Flynn interpreta al líder de dicha misión, el mayor Nelson. Flynn, australiano (originario de Tasmania), a sus 35 años era una estrella consolidada gracias ha haber encadenado una serie de éxitos, iniciados con ese héroe de capa y espada que era el Capitán Blood. Vividor, calavera y bebedor empedernido, fue una de esas estrellas autodestructivas, eterno galán del cual se confunde realidad y anécdota hasta no poder discernirse en su biografía. El caso es que el actor, atractivo y de físico atlético, no se pudo enrolar en ejército debido a problemas cardíacos, hecho que unido a cierta dolencia causada por la malaria le hacían no apto.

            El film, rodado y estrenado en el 1944, es decir, durante la propia guerra que narra, tiene un claro tono político y ciertamente maniqueo, a pesar de no ser plenamente un film de propaganda. Lo que más impacta hoy en día son las exclamaciones del personaje interpretado por Henry Hull tras encontrar los cuerpos de los americanos torturados: “Son unos cerdos, creíamos luchar contra un país civilizado, pero no lo son, ¡hay que matarlos a todos!” (Cito de memoria, pero el sentido esta claro).

El deterioro físico de los protagonistas va en aumento según avanza la historia.

La historia se centra en algunos personajes del susodicho pelotón, empezando por el mismísimo líder Flynn. Tenemos a su mejor amigo, que tomará el control del segundo pelotón cuando se separen, a un veterano reportero al que los chicos apodan “el abuelo”, al típico gracioso, al intérprete, etc. Se nos irán presentando en los diversos “descansos” de la historia: conversaciones en el avión, antes de saltar, sobre el deber, la novia dejada en casa, el miedo, etc., mientras se espera al avión, hablando del hogar… Todo lo que con el tiempo ha ido intrínsecamente ligado al género bélico. Como curiosidad contar que en este film fue el primero en que aparecía un soldado quitando la anilla de una granada con los dientes.

Esperando el ataque japonés...

            Los combates serían tachados hoy en día de poco realistas, pero en general son correctos. Llama la atención la escaramuza del pueblo, como se van replegando, bien conseguido. Por otra parte el último enfrentamiento en la colina, en plena noche, con los japoneses intentando sorprenderles en la oscuridad, es notable.

            Mención merece la increíble fotografía, que hace que un parque de California parezca la jungla birmana. También es notable como se juega con la aparición de las figuras de entre la selva y su desaparición sin dejar rastro, efecto que subraya la tensión al trasladar la incerteza de caminar por una selva en la que apenas distingues nada.

Esperando el salto sobre territorio enemigo.

            Y hasta aquí el análisis de este clásico del cine bélico que terminaré con una frase pronunciada por uno de sus protagonistas que resume muy bien el espíritu del film:

            “Seguiré a ese hombre aunque sea al fin del Mundo”.    

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: