La muerte de la Santísima Trinidad

25 08 2009

            La Santísima Trinidad fue un término acuñado por el director Kevin Smith para referirse a la trilogía original de Star Wars. Y es que para muchos es, sin lugar a dudas, la Trilogía, tres films que cambiaron para siempre la visión del cine.

            Pero en 1999, 16 años después de El retorno del Jedi, vio la luz La amenaza  fantasma. Esta anunciaba una nueva trilogía que narraría el origen de la clásica. Los fans babeaban, los críticos afilaban lápices y el mundo en general contenía el aliento…

La historia de un niño con algo que ocultar...

            Lo que ocurrió, no tanto en esta primera entrega como en las continuaciones, fue la mayor desilusión que muchos podían esperar. No lo fue a nivel económico, Lucas se llenó nuevamente los bolsillos, sino para los fans. Pero analicemos que cambió de una a otra.

            Para empezar, la trilogía clásica estaba realizada con más “maña que fuerza”, es decir, con efectos especiales clásicos, efectivos y a la vez realistas… en la segunda solo había ordenador y blue screen. En muchos casos parecía que presenciábamos un videojuego, no un film.

Muchos efectos, muchos robots, pero un guión infantiloide.

            La narrativa divertida, llena de acción y con toques adultos de la trilogía original se vio substituida por unos guiones llenos de agujeros, infantiles y, en ocasiones, ridículos.

Mientras que Ewan McGregor y Liam Neeson brillaban como jedis, Hayden Christensen hacía el ridículo más espantoso que ha hecho un actor en la historia. Si bien es cierto que algo mejoró en la venganza de los Sith.

Anakin y Obi Wan.

La pareja cómica, verdaderos protagonistas de la primera trilogía, C3-PO y R2D2, eran meras sombras en la pantalla, con diálogos plagados de chistes malos y sin ningún protagonismo a favor, por ejemplo, de Jar Jar Binks, la asesinable criatura virtual de Lucas. Y es que muchos medios pero escasa habilidad en los guiones. ¿Cómo comparar las fantásticas escenas de amor de el Imperio Contraataca, con los infumables diálogos de Anakin y Padme?

La mayoría de situaciones que planteaba Lucas se definen con una frase que pronunció un amigo mío. Era el viernes del estreno de La venganza de los Sith, estábamos en la sala, hundidos en las butacas, esperando que el tercer episodio nos quitara el mal sabor de boca de los anteriores. Batalla galáctica a gran escala, los protagonistas atacados por misiles llenos de robotitos ridículos (mal empezamos), los jedi se adentran en una nave enemiga, y en la escena en que R2D2 acaba con los guardias drones la gente estalla en risas, cuando callan se oye una voz potente exclamando: “¡Qué tontería!”, sí, mi amigo tenía razón.

¿Qué hubiera sido de la trilogía original sin estos entrañables personajes? ¿Porqué pasaron de ellos en la nueva trilogía?

            Tras haberme despachado a gusto (y os aseguro que me faltan muchos cosas que podría criticar), vayamos a algunos detalles decentes. De la trilogía en general salvaría a Ewan McGregor como Obi Wan. Del primer film, la carrera de vainas al estilo antiguo imperio romano, a Darth Maul y los duelos con sables láser. De la segunda, la inclusión de Jango Fett, pura mitología Star Wars y el sacrificio de los protagonistas en el “Coliseo”, así como la batalla consecuente. De la última, el tono a conspiración política y las escenas donde ejecutan a los jedi.

            Lo mejor de todo fue las Guerras Clon, no el horrible film hecho por ordenador, sino la serie de animación para Internet (editada posteriormente en DVD). Increíbles dibujos animados, bastante mejores que las películas y donde destacaría al General Grievous, espectacular enemigo, mucho mejor que lo representado en el Episodio III.    

Increible serie de animación.

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

26 08 2009
alex

“Asesinable Jar Jar” jajajaja, sí señor! Completamente deleznable este personaje!!!

11 09 2009
Kuranes

Por no hablar de el sapo saltarín en el que convertieron al venerable y sabio Yoda…

Personalmente, después de la segunda película decidí no gastar ni un duro más en aquella farsa, así que esperé que saliera den DVD y alguien la ripeara. 😛

Lo malo es que al llevar el mismo título, mucha gente (especialmente entre las generaciones venideras, que ya lo encontrarán así), lo entenderán como un “todo” de 6 entregas, y no una trilogia buena y la secuela mala.

Bueno, para no ser tan quejica, algo bueno de las películas: la fotografia es muy buena (lo único en lo que invirtieron pasta en serio), algo de agradecer cuando juegas alguna partidita de rol y quieres imaginar el paisaje!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: