“O desenfundais o silbais Dixie” Josey Wales.

14 08 2009

            Siempre comento con un amigo que la gran película sobre la Guerra Civil española está por hacer. Tenemos ya una serie de películas, algunas notables, pero, falta esa pieza que pueda resumir a las siguientes generaciones los sucesos, los bandos, la vida y en definitiva, el drama que supuso el conflicto para la sociedad española.

            Comparando resulta curioso ver como los americanos abordaron la visión de su Guerra de Secesión. Tal vez el primero en hacerlo fue D.W. Griffith con la ya mítica El nacimiento de una nación (1915). Contando la historia a través de dos familias, una del Norte y otra del Sur, esta obra maestra inventó la narrativa cinematográfica como se la conoce hoy en día. El gran pero es su intrínseco mensaje racista (el padre de Griffith combatió por el Sur), tratando con desdén a los personajes de color al tiempo que se los acusa de provocar la guerra y haciendo exaltación explícita del Ku Kux klan.

            Curiosamente en la película más recordada sobre la Guerra de Secesión no aparece ninguna batalla, se trata, como no, de Lo que el viento se llevó (1939). Superproducción de Hollywood, magnífica y superlativa, cuenta la vida de Escarlata O`Hara, heredera caprichosa de una plantación del Sur y sus devaneos amorosos con el trasfondo de la guerra. Impresionante las escenas de Atlanta al igual que las actuaciones de los personajes. Padece un tanto de caer en los estereotipos: nordistas sucios y maleducados, caballeros sudistas de altos ideales o esclavos felices y contentos en las plantaciones. Curiosamente fue el film que propició el primer oscar para una actriz afro americana. Contiene la frase votada como mejor de la historia del cine, cuando un increíble Clark Gable le espeta a Vivien Leight aquello de “Frankly my dear, I don’t give a damn” traducido en España como “Francamente querida, me importa un bledo”.

Una de las escenas más espectaculares de Lo que el viento se llevó, los heridos de Atlanta.

            En la época dorada del western muchos films se ambientaban en esta época, aún cuando rara vez trataban la guerra en si: el hombre de Laramie, Mayor Dundee, Misión de Audaces, etc.

            Sergio Leone dio su particular visión del conflicto en ese fantástico western que es El Bueno, el Feo y el Malo (Il buono, il brutto, il cattivo, 1966), presentando batallas (la del puente) sin ningún heroísmo, los campos de prisioneros, la corrupción de los mandos y en primer plano unos oportunistas dispuestos a conseguir el oro sudista.

Entre los magníficos duelos de Leone se entreven las secuelas de la guerra, como ese cementerio de dimensiones desorbitadas.

            El mismísimo Eastwood abordo el tema una década después con El fuera de la ley (Outlaw Josey Wales, 1976) narrando las desventuras de un guerrillero sudista alistado en las milicias de Missouri y su conflicto con los “Red legs” de Kansas. Notable la introducción y el devenir de la historia, aunque no profundiza excesivamente en este conflicto dentro del conflicto.

            Y es que la guerra de milicias fue muy cruenta. Un intento de reflejarlas fue Cabalga con el diablo (1999) de Ang Lee. Como casi todos los films de este director, de un ritmo muy, muy irregular que lastra el conjunto. Mientras la primera parte es un intento por acercarse a los llamados “bushwackers” con algunas escenas de batalla realmente bien conseguidas, tenemos una segunda parte que se hunde, haciendo que el espectador suelte bostezos a la espera de un gran enfrentamiento final entre antagonistas que se soluciona ¡con una charla! Como siempre un pretencioso Lee que solo consigue aburrir (para los que no lo hayan notado no aguanto a este director).

            Durante los 80 hubo una gran producción televisiva que consiguió enganchar a la audiencia y cosechar multitud de premios: Norte y Sur. Contaba, al igual que Griffith, la historia de dos familias, los Hazard y los Mayne, provenientes cada una de un bando. Si en la primera temporada contaba los antecedentes que llevaban a la Guerra de Secesión, en la segunda abordaba el conflicto en si. Superproducción que contaba como protagonistas con James Read y Patrick Swayze (aunque nadie lo crea el chico sabía actuar, aunque de eso hace mucho), tuvo algunos de los secundarios más notables de la historia: James Steward, David Carradine, Robert Michum, Liz Taylor o Gene Kelly entre otros muchos.

            Las batallas están resueltas de forma impecable y espectacular, los decorados, los vestidos… todo en general es notable. Trata muchas situaciones, desde los campos de prisioneros a la dura supervivencia de la población civil. La única pega es que padece un tanto de cierto maniqueísmo: buenos muy buenos y malos muy malos, así como de un exceso de dramatismos (hay momentos que es un auténtico culebrón), pero en definitiva una obra que merece verse. La tercera temporada, la que trata de la posguerra, no la comento que no la he terminado de ver (cambian director y tempo narrativo de tal forma que es infumable, pero en fin…).

            También excelente es Cold Mountain (2003) de la cual destacaría el asalto inicial a Pettersburg y la admirable actuación de Renée Zellweger (que debió quemar aquí todo su talento porque en Appaloosa…). Narrando las vicisitudes de un combatiente sudista que termina por desertar y su amada, hija de un predicador que se enfrenta a la ruina y el hambre por la guerra, el film nos conduce a través de diversas historias que se entrecruzan con las vidas de los supervivientes del enfrentamiento. Mención para el fragmento en que aparecen Natalie Portman y Cillian Murphy sobre la viuda a la que saquean… realmente espeluznante la lucha por la supervivencia.

            También hay grandes producciones para la televisión como Gettysburg (1993) o Dioses y generales (2003), pero de estas poco puedo hablaros ya que las vi, ambas, “interceptándolas” en la televisión (obviamente no habían sido nada publicitadas, al contrario que “obras magnas” como Física o química, nótese la ironía, que las tenemos hasta en la sopa). No las criticaré ya que no las he visto “a fondo”.

            Seguramente (con una certeza del 100%) me he dejado numerosos títulos que son interesantes y de factura excelente, por lo que agradecería que si recordáis alguno más lo apuntéis en los comentarios, ¡gracias!

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: