Colmillos y celuloide

28 07 2009

           Ya que estamos repasando diversos aspectos del cine fantástico y de terror, no podían faltar los vampiros. Desde que Bram Stoker publicara su aclamada novela, y desde prácticamente los albores del cine en el siglo XX, los chupasangres se han visto mil veces adaptados a este medio. Con muy diversa calidad.

       

     A mi parecer hay que empezar ineludiblemente por Nosferatu, de Murnau. Esté adapta la novela de Stoker, aunque por problemas de derechos no se usó el título original. Brillante blanco y negro, esta fantástica película etiquetada dentro del expresionismo alemán, tuvo siempre alrededor el mito de que su protagonista era un verdadero vampiro. Sobre este hecho se inspiro la Sombra del Vampiro, protagonizada por William Dafne y John Malkovic, en el año 2000.

            Durante décadas los vampiros fueron territorio de la Hammer, productora de clásicos de la serie B, donde destacó en el rol de vampiro Christopher Lee entre otros.

Christopher Lee caracterizado.

            Pero en nuestros días las mismas películas de vampiros han avanzado en multitud de direcciones diferentes. Por ejemplo:

            El Drácula de Bram Stoker, dirigido por Coppola, trata de seguir fielmente la novela, con un excelente Gary Oldman que personifica está mezcla de monstruosidad, romanticismo y seducción. Mención para un guión que se defiende bastante bien y unos actores excelentes. Para los que no hayáis leído el libro sabed que, hasta la mitad, es una de las mejores narraciones que podáis encontrar: ritmo, suspense, descripciones y situaciones fantásticas, pero que en el tramo final pierde muchísimo fuelle. Así que la película debía lidiar con esto.

Asesino seductor de la época victoriana, el Dracula de Bram Stoker por Coppola.

            Este film propició una versión cómica en que el mismísimo Leslie Nielsen era el señor de las tinieblas: “Drácula. Un muerto muy contento y feliz”.

Muerde como puedas.

            De tono similar al film de Coppola fue Entrevista con el vampiro, cinta que contaba con un excelente elenco de superestrellas y que daba un tono gótico – romántico bastante interesante al conjunto. Lo mejor: Tom Cruise haciendo de vampiro sin escrúpulos, un tanto ambiguo sexualmente, pero con una crueldad infinita.

Vampiros guaperas, crueles y egocéntricos.

            Este film tuvo continuación: La reina de los condenados, también basada en una novela de Anne Rice, pero muy por debajo del original.

            Cambiando completamente de tercio encontramos la saga de Blade, el caza vampiros de comic, del cual destacaría las dos primeras entregas (la tercera es pésima). Si bien Stephen Dorf recordaba algo a los vampiros anteriormente citados, el tono del film se decanta por la acción en pos del terror. La mejor escena de la saga, sin ninguna duda, es la ducha de sangre del primer film.

Menos romanticismo y más plata.

            También en clave de humor, acción y gore, encontramos Abierto hasta el Amanecer, de Robert Rodríguez. Interesante mezcla de géneros, no deja de sorprender ver a un George Clooney en plan “chico malo” mata – vampiros y a un pervertido Tarantino con la boca abierta ante el poderío de Salma Hayek.

...

            Cada año se producen películas sobre temáticas vampíricas. La calidad va desde el aprobado justo de 30 días de oscuridad a remakes irregulares como Drácula 2000 o auténticos despropósitos como Revenant, que opta a la peor película de todos los tiempos (¿Van Helsing ayudado por rapers violadores de vampiros?).

            Creo que he mentado las que considero principales películas del género. He dejado muchos títulos fuera, pero lo cierto es que la calidad escasea (¿Habéis visto Vampiros de John Carpenter? ¿Y su continuación protagonizada por Bon Jovi? ¿Cuan mala puede llegar a ser una película de vampiros?). ¡Añadid las que consideréis pertinentes!    

John Carpenter y sus cazavampiros...

 

     Pd: no pienso hablar de la saga Crepúsculo y sus vampiros para quinceañeras.

Anuncios

Acciones

Information

3 responses

28 07 2009
Alex

Me encanta el Drácula de Christopher Lee, y por supuesto Abierto Hasta el Amanecer. Recomiendo mucho la parodia de Cruz y Raya de esta última película (está en el Youtube).

Por supuesto, mejor no hablar de Crepúsculo.

28 07 2009
Mateu

Yo tampoco quiero hablar de Crepúsculo…

28 07 2009
Alicia

Y menos aún de Déjame entrar, ¡vaya pesadez!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: