Blanco y negro (10 de 10)

21 07 2009

500ACE2.jpg image by giancarletto

            Le conté mis suposiciones, que ante su silencio se convirtieron en certezas. Después del gran combate todo terminó en polvo.Ella no quería abandonar la vida de lujo a la que rápidamente se acostumbró. Sin perder un segundo, buscó un amante que supliera sus necesidades. Por ejemplo el hijo no muy espabilado de un senador, aficionado a las drogas, al lujo y las mujeres.

            El muy imbécil se enamoró. Cuando la familia le presionó para que cambiara de vida, la quiso convertir en su esposa. A pesar de la reticencia de la familia lo consiguió.  La creación de una nueva identidad era fácil para una gente con tantas posibilidades, pero su pasado…era difícil de olvidar. ¿La solución? Borrarlo también. Aquí es donde entraban las muertes “accidentales” del boxeador, de Jocelin y de todos los que la habían conocido. Solo quedaba yo, y no porque no lo hubieran intentado.

            Cuando supo de mi investigación vio una nueva posibilidad de llevar más lejos sus planes. Durante días le habló al nuevo marido de mí. Que yo era un peligro para su vida, que le querría matar, que me la llevaría conmigo… así lo preparaba por si yo aparecía me matara, o me tratara de matar, porque si no lo conseguía y yo lo mataba a él, tal como había ocurrido, ella lo heredaba todo: ¡ya estaban casados! Y así se veía libre y rica después de tantos años de humillaciones y mala vida.

–         Sí, todo ha ido más o menos así. He matado a todos los que me impedían conseguir lo que yo quería y tú me has ayudado. Soy libre.

–         Yo no estaría tan seguro…- Dije con las pocas fuerzas que me quedaban. – Puede que algún juez quiera contradecir eso. – Y al mismo tiempo le señalé el teléfono descolgado.

Mientras la distraía con la historia había marcado el número de la policía. Lo último que oí mientras mis sentidos se me escapaban fue el sonido de las sirenas acercándose. Se me dibujo una sonrisa en los labios al tiempo que exhalaba mis últimos suspiros. Supongo que me gustó la idea de verla acorralada en su propio juego.  

 

                                                                  FIN

Anuncios

Acciones

Information

3 responses

21 07 2009
Alicia

He esperado a que terminara el coleccionable de diez. No me gustan las historias por entregas, así que he esparado a que llegaran las diez para leerlas seguidas. Debo felicitarte, creo que podrías dedicarte a los guiones de cine negro (no es coba, me ha gustado de verdad). Tiene todos los ingredientes del cine negro:

-Apuestas clandestinas
-boxeador borricote
-prostitutas
-alcohol (whisky, por supuesto)
-tabaco (poco, en una película de cine negro, el protagonista se fuma del orden de cincuenta cigarros o más)
-asesinatos
-intento de asesinar al protagonista
-edificios abandonados donde hay peleas
-familiar corrupto de un político

Hay una cosa que creo que no va demasiado bien con el espíritu del cine negro (si me permites el comentario), la muerte de Jocy es demasiado violenta, en la novela negra no suele aparecer la gente desmembrada, las muertes son más “suaves”, no suele haber ni sangre tras los disparos.
Lo mejor es el final, los malos en la novela negra jamás salen bien parados, siempre se hace justicia.Nunca los malos se salen con la suya, incluso aunque a lo largo de la historia se vayan redimiendo. El que ha hecho algo malo, siempre paga. La moral, aunque pareaca una paradoja, es un ingrediente importante en la novela negra.
Felicidades, espero que consigas verlo publicado en algún sitio.

21 07 2009
galofunditor

Muchas gracias por tus críticas. La verdad, se trataba más de homenagear al género que cambiarlo. Respecto a tus críticas son acertadas, pero (¿pq siempre habrá un pero?) la muerte de Jocy es, como no, una influencia. En este caso del comic Blacksad, verdadero inspirador del relato, y del asesinato de la Dalia Negra (no me negarás que ese es violento de verdad, !a mi se me giró el estómago con los detalles!). Una de las ideas que me rondaba era hacer que Ivy saliera de rositas, pero en última instancia lo cambié (no te imaginas la cantidad de ideas que llegas a rechazar…).
De nuevo muchas gracias por tu aportación, y tus alagos, excesivos a mi parecer.

21 07 2009
Alicia

La verdad es que no sé nada de comic, ahí no puedo ni entrar en debate contigo que te veo un auténtico experto, pero tengo la impresión, por lo poco que he visto, que sí es muchísimo más violento que el cine o la novela. Cierto que la Dalia Negra es una historia llena de vilencia y tortura, aunque no es la norma en el cine negro, donde todos mantienen cierta compostura (incluso son unos caballeros, por malos que sean) Mi crítica no ha sido un halago, realmente me ha gustado, se ve que has leído mucha novela negra y has visto mucho cine negro.
Un saludo, Galo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: