Vietnam

27 06 2009

            Hace un tiempo, leyendo la New Left Review, una revista británica de historia, encontré un interesante artículo que defendía que en realidad la Segunda Guerra Mundial no acabaría hasta la caída del muro de Berlín. Tiene sentido si pensamos en el conflicto bélico acontecido entre 1939 y 1945 como un inicio y no como un final. Pensemos que es la génesis del enfrentamiento entre dos grandes bloques, Estados Unidos y la URSS.

            Seria una larga contienda marcada por diversas etapas, nunca como guerra abierta (aunque reciba el epíteto de Guerra Fría), sino que tendría lugar tanto en el frente político ideológico internacional así como en aportaciones y participación en conflictos ajenos a su territorio soberano (entiéndase Corea, Vietnam o Afganistan, por citar algunos ejemplos).

            Revisando estos días algunos libros y documentales sobre la guerra del Vietnam entreví como este conflicto cambió la realidad de las guerras para siempre. Para empezar ¿os habéis fijado que nunca se escribe (o se debería escribir) guerra de Vietnam con guerra en mayúscula? Esto se debe a que jamás fue declarada oficialmente. También se tiende a olvidar que este conflicto fue precedido por la llamada Guerra de Indochina, entre franceses y vietnamitas tras la declaración de independencia del norte bajo la dirección de su presidente Ho Chi Minh.

El arma más crucial para Estados Unidos en este nuevo conflicto fue el uso militar masivo de helicopteros.

            Si se visionan las imágenes de los primeros soldados americanos enviados al conflicto parecen sacadas de la Segunda Guerra Mundial. En los primeros estadios del conflicto la moral americana era muy alta y confiaban en una rápida victoria, además de no cuestionarse su participación en el conflicto, ya que se consideraba la amenaza comunista como una realidad evidente y su expansión en el sudeste asiático como una amenaza a la seguridad nacional.

            Esto cambió a partir de la llamada ofensiva del Tet (año nuevo) en 1968. Militarmente no tuvo gran importancia, pero la moral americana se resintió de forma brutal debido a una acción concreta: la toma de la embajada americana en Saigón (capital del estado del sur). Y es que se trata, como bien se ha dicho, de la primera guerra televisada de la historia. Para la audiencia norteamericana aquello supuso un gran shock y llovieron las críticas contra el gobierno.

            Y es que en este momento crucial de la historia de Estados Unidos se produce otro fenómeno: la ruptura entre los intereses de la cúpula dirigente del país y la opinión pública. Debido a las grandes protestas, el presidente Johnson prometió no volver a presentarse a las elecciones y su sucesor, Nixon prometió una progresiva retirada de tropas al tiempo que se pusieron en marcha conversaciones para tratar de llegar a la paz en París. Conversaciones falsas, pues ninguno de los dos grupos estaba interesado en sellar el conflicto y cualquier alto el fuego resultante era rápidamente violado.

            También hay que decir que se la considera la primera gran guerra de guerrillas, aunque oficialmente ese honor no es real pues en anteriores conflictos ya se había utilizado (en Birmania, la India o Grecia por poner ejemplos). Para enfrentarse a este nuevo tipo de amenaza una gran parte del peso militar recayó en la llamadas tropas especiales, como los boinas verdes. Estos soldados, herederos de los Rangers creados durante la Segunda Guerra Mundial, y de su utilización contra las guerrillas en la Guerra de Corea, eran en realidad instructores que en una primera fase del conflicto entre Vietnam del Norte y Vietnam del Sur, sin participación directa americana, se dedicaron a asesorar militarmente a los montañeses, una etnia vietnamita que demostró una especial eficacia en el campo de batalla.

            De hecho, los boinas verdes nacieron como un grupo de soldados irregular y no sería hasta que el presidente Kennedy les otorgó el estatus de grupo de fuerzas especiales que se considerarían parte del ejército regular. En un primer momento vestían ropa de caza aportada por tiendas especializadas en el tema (la conocidísima ropa de camuflaje) y boinas verdes que con el tiempo se convertirían en símbolo de su estatus.

            Su función militar consistía en la colaboración con los poblados rurales, donde convivían en igualdad con su población al tiempo que les instruían para defenderse contra la ofensiva norvietnamita. Su presencia fue gratamente aceptada por la población en general, sobre todo a partir de sus funciones como médicos en muchos casos. Una vez Estados Unidos entró de lleno en el conflicto realizaban incursiones en territorio enemigo en pelotones mixtos (formados, normalmente, por cuatro norteamericanos y seis locales). En un principio tenían labores de reconocimiento, pero rápidamente se pasó a acciones ofensivas.

Comando de Boinas Verdes.

            En líneas generales el poderío militar estadounidense no pudo enfrentarse a la terrible guerra de desgaste contra el Vietcong. Todas sus iniciativas (bombardeos masivos, incursiones en Camboya, destrucción de las infraestructuras…) no pudieron compensar la determinación de los independentistas. Las selvas, las terribles trampas, las condiciones inhumanas, el no poder distinguir enemigo de amigo, las campañas de atentados  y ataques suicidas perpetrados por miembros del ejército norvietnamita… todos estos elementos minaron la moral de los soldados hasta el punto de que el consumo de drogas causaba tantos problemas como el enemigo.

            ¿A alguien más le recuerda a Iraq?    

Finalmente, como ocurre con todos los conflictos modernos, fue la población civil la que se llevó la peor parte. En la imagen, del fotografo Nic Hut, los niños huyen de un poblado bombardeado con Napalm.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: