Rompiendo una lanza en favor de Terminator Salvación.

19 06 2009

            Durante un par de semanas dude si ir Terminator Salvación, leí críticas y más críticas, hasta que finalmente me decidí a ir al cine (la verdad tampoco había grandes alternativas en cartelera). No soy aficionado a realizar críticas de los estrenos, me gusta digerir los films con tiempo o en otros casos, como con Lobezno, creo que la película no merece el espacio ni el tiempo dedicado, pero en este caso haré una excepción.

            De Terminator Salvación ya hice un post rememorando mis lazos con la saga. La segunda parte es, sin ninguna duda, mi película más querida. Puede que llegara a mi en un momento en que la pubertad hacía estragos con mi cerebro o algo así, pero lo cierto es que la he visto, sin exagerar, unas 50 veces… y no me canso. La película original también me encantó, como no? De la tercera poco queda por decir. Lo peor tal vez, sea su falta de originalidad absoluta, su negativa a avanzar más allá de las dos primeras partes… Hubiera sido mejor dejarlo como estaba y no crear nuevas entregas, pero…

Lo mejor de la nueva entrega Bale y Worthington

 

           …llegamos a la cuarta entrega. McG, director del film en cuestión tenía un mal punto de partida. El universo Terminator estaba cerrado, las bases demasiado establecidas e inamovibles, con un ejercito de fans vanagloriando la obra de James Cameron y convirtiendo sus entregas en mitos del cine moderno… ¿que puedes hacer ante este reto?

            Pues la respuesta de McG fue clara, no repetir el esquema de viaje en el tiempo, situar la acción durante el conflicto con las máquinas y rendir homenaje a las entregas anteriores.

Homenaje al T-800, el modelo clásico.

 

            Las críticas en Internet son feroces. En los medios no son mejores. Ya os hablé de la opinión que me merecen estos pseudo-críticos (ver post del día 12 de junio) y en este caso han seguido a rajatabla los tópicos de la crítica fácil, destruyendo el uso del castellano por el camino (en serio, la gramática y la ortografía están en peligro de extinción, asumiendo mi parte de culpa pues no soy precisamente Quevedo). La única que he leído y estoy de acuerdo con ella, prácticamente al 100%, es la realizada por el crítico de Fotogramas.

 

            Bueno, vamos a la película en si. Como ya temía y anuncié, McG apuesta más por el músculo que no por el intelecto; léase por la acción en contra del guión. Los breves rótulos del principio parecen insuficientes para situar al espectador neófito frente a la acción y tras una secuencia inicial que sirve para introducir la principal innovación de la saga (el personaje de Marcus), se nos sitúa de forma inmediata en mitad del conflicto.

            Durante esas primeras secuencias hay una escena que me llamó la atención de forma positiva, el accidente con el helicóptero, una escena rodada de forma original (áunque me dejo mareado para el resto de la peli), pero que por desgracia es la única de esas características en las dos horas de metraje.

Nuevos terminators no muy convincentes y persecuciones que parecen sacadas de Mad Max.

            El guión padece de diversos males. Para empezar no es, en ningún caso, original. Donde otros sabrían insinuar con sutileza el guión peca de ser demasiado evidente y simplón. Los agujeros en el mismo son muy evidentes para el espectador medio (¿como puede Skinet ya saber quien es quien?). Los puntos fuertes con los que debía jugar y a los que no se saca todo el jugo son los siguientes:

            La aparición de Markus, nuevo personaje, mitad hombre mitad terminator (una idea con la que ya se jugaba en los comics de 1984 editados por Dark Horse), interpretado por un excelente Sam Worthington, al que habrá que seguir con atención, es lo mejor de esta entrega. La pega es que es tan evidente que la supuesta “revelación” que acontece a la mitad de la película, tú te la llevas oliendo desde los primeros cinco minutos. Su final es horrible, pues su supuesta muerte (si no hay cuerpo no esta confirmada, esperemos que lo resuciten) dando su corazón a Connor es de lo peor del film.  

Un terminator con un "corazón de oro".

            Kile Reese: el futuro padre de John Connor aparece como adolescente que pretende unirse a la resistencia. No esta mal (y eso que personalmente me encantaba Michael Biehn en la primera entrega), es efectivo Antón Yelchin en un papel que muestra como acabará a las ordenes de Connor y porqué le idolatra, aunque no muestre la relación con el personaje interpretado por Bale (supongo que lo dejan para las continuaciones).

            Hablando de las interpretaciones… Worthington es brillante y Yelchin no está mal, al igual que sucede con un Christian Bale especialista en el papel de héroe torturado, Helena Bonham Carter cumple con eficiencia, pero ya está… el personaje de Moon Bloodgood es meramente funcional, Star, esa niña pequeña que no habla en toda la película (después del niño de Australia se agradece), también es un elemento extraño en el conjunto y cuando llegamos a Brice Dallas Howard como esposa del protagonista…horrible, es que no hace nada, parece una planta decorativa… Mención final para la aparición como líder de la resistencia de Michael Ironside, actor mítico que todos recordamos de producciones de serie B y de la serie V.

Otra idea poco explotada del guión, el enfrentamiento de los lideres de la resistencia y un mesiánico profeta John Connor.

            Bueno, será mejor ir al grano que me estoy enrollando muchísimo. Aparte de lo que ya he comentado, lo mejor: la aparición de Schwarzenegger, aunque sea en formato digital, y su persecución a John Connor (recuerda un montón al primer terminator), la recuperación de esos modelos clásicos de termitors y naves, en pos del T-1000 y sucedáneos, y el homenaje a Terminator 2 cuando John pone a todo volumen “You could be mine” de Guns n`roses  para atraer a la moto terminator.

               

             Lo peor: el final (es en ese momento en que te das cuenta de que no ha pasado nada memorable en realidad, demasiado abierto, además del momento Happy family de la resistencia al lado de un John Connor moribundo), los nuevos diseños de terminators (ni el gigante, ni las motos, ni el gusano quedan bien) y las escenas de acción sobredimensionadas y totalmente exageradas.

Hay momentos bien conseguidos como el primer encuentro de John con un terminator.

 

            La valoración final es de un aprobado justito, entretiene, pero nada más. ¿Habrá más secuelas? Por supuesto, es nº1 en nuestro país y lo ha sido en USA, recaudara y seguiremos. ¿Mejorara? Lo deseo, pero lo veo difícil, McG no es un autor, no tiene voz propia y es inevitable decirlo, no es un perfeccionista obsesivo y meticuloso (sus colaboradores usan sinónimos más malsonantes) como Cameron.

           Finalmente dos vinculos para los fans:

Video de una “secuela”, dirigido por el mismísimo James Cameron para una atracción 3D, con Edward Furlong y “Schwatzi” en persona. No aporta nada, solo acción y efectos, pero es curioso.

http://www.youtube.com/watch?v=MaFWs4WsNX4

y aquí la mejor continuación de la película, nunca estrenada en cines ¿porqué?

http://www.youtube.com/watch?v=Qnq7N6X4x84

 

Anuncios

Acciones

Information

One response

28 06 2009
Mateu

Ayer, por fin fuí a ver “Terminator Salvation”, la verdad es que me gustó, muy entretenida siempre que olvidemos un poco las anteriores, sobretodo la primera y la segunda. Para mi la mejor la segunda, “El juicio final”, supongo que también causó estragos en mi cerebro, pero es una obra de arte esa película, una obra maestra, con una maravillosa Sarah Connor (Linda Hamilton) la cual hecho de menos en la tercera entrega que ni os imaginais. Ojala hubiera sido siempre Edward Furlong el actor del papel de Jonh Connor en todas las entregas y James Cameron su director pero… En todo lo que dice Galo estoy de acuerdo absolutamente, he de decir que cuando salí del cine pensé exactamente todo lo que pone el post y eso que lo había visto con anterioridad y para no “spoilerearme” no lo leí. El final me parece una cutrada pero esos guiños (también me di cuenta de lo de la música, genial) a las partes anteriores, son magníficos. Yo añado otra cosa a lo peor: los movimientos de los Terminators… son maquinas!!! no son seres humanos!!! como puede una máquina darte un gancho de derecha?? ni que fueran Mohamed Ali, por favor cuidad esos detalles (entre otros claro).

Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: