Cine y Rock

17 06 2009

En breve tengo intención de iniciar una sección de música que venga a completar las tres ya existentes (entiéndase comic, historia y cine). Para tender un puente entre las ya existentes y esta nueva veamos como se ha relacionado el cine y la música. La relación ha sido prolífica en muchos ámbitos, desde los oscar de Ray o En la cuerda floja (biopics ambas) a títulos totalmente descacharrantes como las dos entregas de los Blues Brothers.

Hay un largo romance entre cine y música.

Hay un largo romance entre cine y música.

Pero aquí pretendo adoptar otra óptica y pienso hacerlo a través de tres producciones que hablan, a mi entender, de los tres momentos vitales de todo grupo de Rock: la génesis, el camino a la fama y la caída.

GENESIS: creo que ningún film ha sabido explotar tan bien esos momentos iniciales en la vida de un grupo como Garage Days (2002) de Alex Proyas (el Cuervo, Yo Robot…). La narración nos relata, en clave de humor, los primeros “bolos” de un grupo australiano de rock. La combinación de historias personales, experiencias con las drogas y camino a la madurez que componen esta cinta hacen que su visionado tengo algún que otro altibajo, pero que compensan los momentos memorables; como en el debut (espero no destripar el final a nadie) ante el gran público y descubrir que son malísimos. Los créditos iniciales y finales del film no tienen precio (ese High Voltage de ACDC equiparado al sexo o los bailes horteras son absolutamente desternillantes).

CAMINO A LA FAMA: probablemente la película que mejor ha relatado esta etapa ha sido Casi Famosos de Cameron Crowe (2000). Basada en sus propias experiencias (fue reportero de la Rolling Stone cuando todavía era adolescente) el director narra la gira que convierte al grupo ficticio Stil Water (son clarísimamente Led Zeppelín) en un fenómeno durante los setenta, con todos los entresijos, rivalidades, excesos y miserias que se esconden tras los focos. El momento que rescataría es el accidente aéreo no consumado donde los integrantes del grupo van confesando sus secretos. También es interesante como describe el fenómeno “grupie”.

LA CAIDA: Siempre Locos (1999) contaba la historia de un grupo de rock de los 70 (los ficticios Strange Fruit) veinte años después de su último concierto. Mediante flashbacks va contando y desvelando como han evolucionado en el terreno personal los diferentes componentes del grupo (menos el batería, que solo es más calvo y más gordo). Película que combina muy bien humor y momentos dramáticos, desvela también las miserias que muchos reconoceremos en tantos grupos reales: un cantante creído y carismático que ha ido perdiendo la voz (y el dinero), el guitarra increíblemente genial y sensible hundido por las drogas, a la exgrupie enamorada convertida en ama de casa y madre, al bajista resentido por su falta de protagonismo, etc. etc. Recomendar la canción de este grupo ficticio All over the World que es a la par simple y de ritmo genial.

¿Por qué ningún rockero sabe cuando retirarse?

Para terminar una perla de sabiduría incluida en este último film: “Los hombres se comportan de forma juiciosa una vez agotadas el resto de las posibilidades”.      

Anuncios

Acciones

Information

One response

17 06 2009
Alex

Qué grandes los Blues Brothers y la canción \”Soul Man\”!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: