Breve historia del primer gran taquillazo veraniego.

15 06 2009

            Antes de 1975 no existía, en el ámbito cinematográfico, lo que hoy en día se ha venido a llamar “taquillazo veraniego”: ese curioso fenómeno que implica éxito económico, beneplácito del público (raramente de la crítica) y larga exhibición en salas. Y es que con anterioridad a la fecha señalada, los grandes estudios jamás estrenaban sus proyectos más ambiciosos en verano, pues se consideraba que el público no acudiría a las salas.

Un cartel para la historia (Jaws, 1975)

Un cartel para la historia (Jaws, 1975)

            Pero aquel verano del 75 un hombre cambió la historia del cine. Steven Spielberg, entonces un desconocido que solo había realizado dos films de bajo presupuesto (El diablo sobre ruedas, 1971, estrenado directamente en televisión, y Loca evasión, 1974) llevó a la pantalla la novela de Peter Benchley: Tiburón.

            Este es un film del que vale la pena hacer una reseña y compararla  con el origen literario. Lo primero que debo anunciar es que las temáticas sobre las que avanzan la novela y la película son completamente diferentes. Benchley realizó una novela que, bajo la situación que desencadena la presencia del escualo, crítica la sociedad de clase media norteamericana. Mientras que hay pasajes que se mantienen de igual forma, como el primer ataque de la película, se modifica el tempo narrativo (mientras que en el film la situación se desarrolla en pocos días, en la novela transcurren semanas) y se traslada el protagonismo, pasando de predominar las relaciones a hacerlo las situaciones. Me explicaré.

Los personajes: mientras en la novela competían por una mujer en el film se convierten en ejemplo de camaradería masculina.

            La fuerza del libro radica en el enfrentamiento entre clases: los “pobres” representados por Martín Brody, jefe de policía, y la clase alta, de la cual forman parte, no solo el alcalde y su troupe, sino el investigador oceanográfico que ayudará al policía y su propia esposa. Así, en la novela, tras el primer ataque del tiburón, este pasa a segundo plano y todo el peso recaerá en los conflictos personales, llegando al climax con la aventura extramatrimonial de la esposa del jefe de policía, Ellen Brody, con el biólogo marino Matt Hooper.

            Tras la cuarta reescritura y el abandono del proyecto por parte de Benchley, el guión llegó a manos de Spielberg. Este descartó las aventuras extramaritales en pos de la aventura, dando lugar a un producto que poco tenía en común con el texto original.

            Los actores con los que contó para la producción fueron Roy Schneider como jefe Brody, Richard Dreyfuss como Hooper, Lorraine Gary como Ellen y finalmente un siempre excelente Robert Shaw como el demente capitán Quint. Con enormes dificultades técnicas se llevó a cabo la labor de filmación en la isla de Martha`s Vineyard, en Massachussets. Uno de los grandes temores del director era que la gente no se tomara en serie al tiburón, pues el modelo estaba realizado en goma-espuma, el único material disponible para la época. Spielberg, novato en aquel momento, pero de inteligencia despierta, optó por retrasar la aparición del mismo hasta la segunda parte del film, y en sus primeras apariciones solo se ve la aleta dorsal o apenas una sombra en el agua.

            A razón de esto decir que la película se divide claramente en, al menos, dos partes. La primera seria la formada por los ataques, la reacción de la población, las presiones políticas contra el jefe de policía y la supuesta captura del tiburón. La segunda parte se basa más en la acción y aventuras, mientras que la primera primaban la tensión e incluso elementos de terror, teniendo lugar la, ahora si, caza del tiburón.

Una de las escenas más difíciles de trasladar de la novela a la película: el salto del tiburón sobre el barco.

            Una de las grandes bazas del film es la banda sonora, filmada por John Williams (recibió un oscar por esta composición) que crea una atmósfera de gran tensión. Como anécdota decir que el director creyó que Williams le tomaba el pelo la primera vez que se la interpretó al piano, pues la archiconocida composición se basa en la tensión entre dos únicas notas.

            La mecánica de este film ha sido copiada en mil ocasiones, sin contar con la infinidad de continuaciones que tuvo, y ha sido objeto de numerosos plagios y homenajes en infinidad de producciones. La frase del jefe de policía tras haber visto por primera vez al escualo (cuando arroja carnaza y le aparece la enorme boca del tiburón), “Necesitamos un barco más grande” paso a ser sinónimo de tenemos un problema y era usada en el lenguaje cotidiano con total normalidad (como ocurrió con otra frase de cine: “Houston, tenemos un problema”).

Una de las muchas copias de la obra de Spielberg: Piraña.

            En definitiva, este film es el culpable de que acudamos en agosto a las salas de cine para poder ver el último supertaquillaza Hollywoodiense, aunque año tras año se hace más difícil que se de este fenómeno, pues la calidad de las películas que aspiran a tal trono…   

Homenaje de Kevin Smith: los personajes de Persiguiendo a Amy comparando cicatrices igual que Hooper y Quint.

     

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

15 06 2009
Alex

Muy buena la película tío, la verdad es que tenía su encanto, pero viendo el Tiburón hoy en día, el título podría haber sido perfectamente “Corchobón” o algo similar 😛

15 06 2009
Mateu

No sabía mucha de la información que dice Galo, se que en su momento fué un gran “impacto” en el mundo del cine, si no me equivoco. Y la verdad que para una película estrenada en 1975, por tanto grabada y producida anteriormente, es realmente buenísimal, y sin duda de todas las secuelas que se grabaron posteriormente para mi fué la mejor.

Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: