Los peores enemigos de Spider-man

11 05 2009

Rodeado de enemigos

El texto de la viñeta no está escogido al azar...

              Los peores enemigos de Spider-man no son el Dr. Octopus, el Duende Verde o Veneno, sino los mismos editores y guionistas.

            Veréis, cuando yo leí por primera vez Spider-man, lo encontré inmerso dentro de una saga conocida como Matanza Máxima. Después de este gran acontecimiento seguí al personaje a través de aventuras que llevaban al personaje hacía el abismo de la autodestrucción. Era un personaje un tanto oscuro y muy alejado del parámetro que yo conocía, (una serie televisiva donde Spider-man compartía cabecera con el Hombre de Hielo y Estrella de Fuego, eran los 90, ¿que queréis?).

            Aquel personaje no parecía ir en ninguna dirección. Los comics se sucedían sin que ocurriera nada especialmente impactante, hasta la llegada de la Araña Escarlata. Su primera batalla, derrotando a Veneno fue épica, y a su vez presentaba a un personaje que devolvía al Spider-man alegre, dinámico y divertido. Pero, aquí volvieron a interferir editores y por ende guionistas. En estos mismos días apareció una saga que tuvo un éxito brutal “X-men: la era de Apocalipsis”. Así que si tenemos un gran éxito con los mutantes apliquemos una formula parecida a Spider-man: “Clonación Máxima”… de lo peor que he leído jamás. Los guionistas no sabían que hacer con los personajes: tras unas grandes apariciones en escena, personajes como los Scrier, Judas Traveller o Kaine se convirtieron en tristes comparsas de una historia que no iba a ninguna parte.

           

        Ben Reilly, el clon de Spider-man, se despojó de su manto escarlata para convertirse en el nuevo spider-man (tal vez el número en que asumía la identidad merecía ser salvado, al igual que algunos números dibujados por Mike Wieringo), Peter Parker desaparece del mapa y … y nada, la serie sigue sin rumbo, sin historias que se puedan considerar dignas. Los fans enojados reclaman la vuelta de Peter Parker, cosa que ocurre con una pirueta argumental que a su vez recupera a Norman Osborn, el Duende Verde original y acaba con el pobre Reilly.

            Se suceden los números y exceptuando algunos (como el enfrentamiento contra el super Electro con la ayuda de X-man) no sucede nada mínimamente original. Se suceden las muertes y desapariciones como forma de relanzar la serie, pero ninguna funciona (May la hija de Peter y Mary Jane, Tia May, que muere y resucita de forma penosa, la misma Mary Jane…).

            Los años pasan y no se avanza, hasta que llega un nombre que cambiaría a Spider-man como no había ocurrido en más de una década: J. Michael Straczynski. Guionista completamente ajeno a los comics, empieza a trabajar en Spider-man bajo una dinámica completamente nueva. Ya es hora de que el hombre araña madure y acepte nuevas responsabilidades y caminos. Crea secundarios tremendamente carismáticos, nuevos enemigos, hace que el personaje se convierta en profesor, le dota de un humor que nadie recordaba que el trepamuros pudiera volver a destilar… tienes la sensación de que cada número que lees es único y está haciendo historia.

            Este guionista es capaz de dedicar un número al 11 S o algunos números después conseguir que Tia May descubra por fin que Peter Parker es Spider-man con la conversación siguiente. Sus batallas, sobretodo la primera con Morgul, están a la altura de las mejores aventuras clásicas. Es capaz de hacer que Peter y Mari Jane se reconcilien en un aeropuerto, en medio de un ataque terrorista contra el Dr. Muerte con el Capitán América de por medio, alucinante… pero todo lo bueno toca a su fin.

            A pesar de que, como es evidente, me encantaba esta etapa, lo dejé de leer en favor de otros comics. La principal razón es que me cansaba de pagar un dinero por un comic que a su vez estaba compuesto por uno genial y dos de relleno. Hace poco, con la Civil War como telón de fondo, me volví a enganchar a los comics de superhéroes. Primero Iron Man, Hulk y Capitán América y luego Invasión Secreta. Decidí que era un buen momento para volver a Spider-man… y ¿que me encuentro?

 

            Un comic más que aburrido en que Spider-man vuelve a estar soltero, luchando contra el Duende Verde, un nuevo duende llamado Amenaza y Veneno… Resulta que los guionistas no sabían que hacer con el Spider-man desenmascarado que había dejado la Civil War, así que se inventan un trato con Mefisto para que todo el mundo olvide que Peter Parker es Spider-man y vuelven a empezar su vida desde cero (esta triste pirueta se ha llamado One More Day) y inmerso en una triste saga llamada “nuevas formas de morir”…

            Esto me lleva a pensar si para volver a disfrutar de las aventuras que se merece Spider-man necesitaremos otra década.  

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

11 05 2009
Alex

Otra década…o aferrarse a los clásicos que ya tenemos o que circulan a la venta por ahí….. tienes toda la razón tío, no hay nada peor que de golpe jodan un superheroe mítico con guiones de pacotilla y vueltas de tuerca inverosímiles (lo de volver a ocultar la identidad secreta de spiderman, cosa que por cierto me contaste tú, no tuvo nombre…).

En otro post, podríamos hablar también de otra cosa que jode bastante también, y son los dibujantes de pacotilla. Si alguien quiere saber a qué me refiero, por favor que se ojee “Iron man: Inevitable”. Os aseguro que no tiene pérdida….en el mal sentido, por supuesto.

ALEX

21 12 2010
Tony

Pues la verdad es que lo que estan haciendo ahora con lo de antivenom,dark avengers y de shield a hammer no me emociona nada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: