The Evil Dead Saga o el regreso de los bosques violadores.

16 04 2013

                AVISADOS QUEDÁIS DE QUE HAY CIENTOS DE SPOILERS!!!

                Debía yo tener 12 o 13 años. Por esa época, solía ir a ver a un colega los domingos para jugar a la Megadrive y mirar pelis. Lo mejor de todo es que, gracias a su hermano mayor, un viciado y un derrochador, teníamos a nuestro alcance un montón de videojuegos que se compraba o alquilaba, y montones de películas. En una de esas ocasiones, vimos un VHS con una portada alucinante. Qué era aquello?

Fuck yeah!

Fuck yeah!

                Tardé como cinco segundos en caer rendido a aquello. Monstruos, demonios, un tío con una motosierra por mano… Años más tarde, salió una de esas típicas colecciones de kiosko, llamada “cine Gore”. En la primera entrega venían la genial “Braindead” y “Terroríficamente muertos” (A.K.A Evil Dead 2). Finalmente, bastantes años después, conseguí el DVD de “Posesión Infernal” o “EVIL DEAD”. Exacto, como siempre, lo hice todo al revés. Y ahora, unos 10 años después me puedo sentar en una butaca de cine a disfrutar de “EVIL DEAD 2013”.

Hombre, hay un poquito de diferencia entre un poster y otro...

Hombre, hay un poquito de diferencia entre un poster y otro…

                Empecemos como toca, analizando la trilogía original y sus responsables. El primer EVIL DEAD nace del germen que fue The Within Woods, un mediometraje de 30 minutos, exhibido en algunos pocos cines. No sería hasta 1980 que se iniciaría el rodaje de un film de bajo presupuesto (relativo), unos 350.000 $, durando unos 3 meses, en que unos chavales de veintipocos años cambiaron la historia del cine.

                La película, dirigida por el hoy celebre Sam Raimi (que contaba a la par con 23 añitos), contaba como un grupo de cinco adolescentes alquilaba una cabaña perdida en las montañas. Una vez allí encontraban un viejo magnetófono y un libro. Al encender el magnetófono, la voz de un arqueólogo contaba el hallazgo del libro y recitaba un pasaje del mismo. Esto despertaba a un demonio que vivía en el bosque, el cual iba poseyendo, uno a uno a los adolescentes y hacía que se matarán unos a otros. Al final, Ash, uno de los cinco jóvenes, conseguía destruir el libro, quemándolo, lo que liberaba a los poseídos.

Acogedora casita de campo, lo mires como lo mires.

Acogedora casita de campo, lo mires como lo mires.

                La película estaba protagonizada por Bruce Campbell, que interpretaba a Ash. Una de las curiosidades es que hasta bien avanzada la película, no se comprende que es él el destinado a salvarse. Antes, el protagonismo ha pasado de uno a otro, sin mayor relevancia. Bruce, era amigo del instituto de Raimi. Ya había protagonizado el mediometraje antes mentado.

                El film en si mismo está plagado de pequeños errores de guión y con personajes bastante idiotas (uy! Hay algo fuera en el bosque, voy a salir en camisón a dar una vuelta, a ver si me violan unos cuantos arboles). Las grandes virtudes del mismo son unos movimientos de cámara muy buenos: la cámara dentro del reloj, la que corre sobre las vigas, etc… una gran inventiva: nunca vemos al demonio, solo la misma cámara moviéndose a gran velocidad por el bosque… y momentos de tensión bastante bien logrados.

                En contra, se puede decir que los efectos especiales, tanto las máscaras como las animaciones, así como los dibujos del libro, son relativamente cutrillos y desfasados. Fuere como fuere, algunos de los elementos clásicos de la saga ya están presentes: la forma de luchar contra los poseídos (a ostia limpia), el libro, la cámara en 1ª persona del demonio, la motosierra (aunque aquí no se acaba usando), el lanzar chorros de sangre/materia desconocida a la cara de los actores, un buen final…

Esta imagen me parece una pasada.

Esta imagen me parece una pasada.

                Fuera como fuera, la película se paseo por los estudios siendo ignorada. Finalmente, en un certamen de cine de terror fue adquirida por la recién fundada Palace Videos. Los productores se quedaron alucinados ante la profesionalidad del director, su buena presencia, su juventud y en general lo serio que era. Tras un cambio de nombre (originalmente se llamaba THE BOOK OF DEAD), por primera y última vez en la historia, se lanzó de forma simultánea en salas de proyección y en VHS. En cines tuvo un discreto éxito, pero en VHS rompió todos los moldes.

                Una curiosidad es que fue censurada en muchísimos países por extremadamente violenta y tuvo que ir a juicio en muchos lugares, que la consideraron inmoral (incluyendo Inglaterra o Alemania).

NOW WITH MORE BLOOD!

NOW WITH MORE BLOOD!

                Con este éxito, era inevitable una segunda parte. EVIL DEAD 2 no es en realidad esto, sino un remake de la primera. El argumento trata sobre como Ash y su novia Linda van a pasar un fin de semana a una cabaña del bosque. Supuestamente, por la conversación que tienen, van a colarse en la primera cabaña que pillen. En ella encuentran el dichoso magnetófono y a los 6 minutos de película ya solo queda Ash, que ha tenido que decapitar a su novia. Hasta la mitad de la película en que aparecerán 4 personajes más (un poco metidos con calzador), Ash tendrá que enfrentarse a los abismos insondables de la locura. Amén de desmembrar el cadáver de su novia, cortarse una mano y ser poseído un par de veces. Los cuatro nuevos personajes, la hija del arqueólogo que busca a su padre, su novio y dos paletos locales que les ayudan a llegar a la cabaña, son pura “dead meat” para pasar el rato. Finalmente, con la ayuda del Necronomicon Exmortis (aquí es renombrado), consiguen que el demonio se manifieste y exiliarlo mediante un vórtice en el tiempo.

                ¿Qué cambia con esta segunda parte? Bueno, el argumento es algo peor (nunca son excesivamente brillantes, sigh!), con algunas lagunas de tempo importantes. Algunas de las cosas notables para el devenir de la saga son:

El renombramiento del libro: Ahora si es el Necronomicon Exmortis

Humor: aunque algunos ya apuntan a que en la primera, el exceso de violencia les hacía soltar carcajadas, yo no lo veo igual. La primera es puro terror, esta busca la carcajada mezclada con sustos (inolvidables los chorros de sangre de las paredes o el ojo volador)

Me encanta la muerte de este paleto.

Me encanta la muerte de este paleto.

La transformación de Ash: aquí pasa del pringaillo supervivienta de la primera parte al héroe icónico de la tercera entrega. La transformación es incluso física y sino fijaos, tras su segunda posesión (sigh!), cuando va al cobertizo y se añade la motosierra al muñón y recorta los cañones de la escopeta. Aquí empiezan las frases mísitcas (“I swallow your soul” – “Swallow this!” y le dispara en  la cara!).

Estoy buscando mi hombría! dejadme en paz!

Estoy buscando mi hombría! dejadme en paz!

Así que básicamente tenemos un remake, con mucho más dinero, peor guión, momentos míticos (cómo el cortarse la mano) y un final sorpresa muy bueno.

Pasó el tiempo y Raimi tuvo cierto éxito con DARKMAN, protagonizada por Liam Neeson. Una curiosidad es que Raimi propuso a Campbell como héroe, pero el estudio le impuso al futuro Ras`al`Gul. A pesar de esto, el bueno de Brucie tiene su cameo en la última escena del film.

No os gustan los posters que no tienen nada que ver con lo del interior?

No os gustan los posters que no tienen nada que ver con lo del interior?

Así llegamos a 1992, cuando con un presupuesto mucho mayor, llega una Evil Dead 3 encubierta: ARMY OF DARKNESS o también llamada Bruce Campbell vs Army of Darkness. En ella, encontramos a un Ash que ha sido enviado al pasado tras los acontecimientos de la segunda parte (interesante ver a Bridget Fonda en el papel de Linda). Allí se convertirá en uno de los héroes más irreverentes, carismáticos y torpes de la historia. Tras conseguir ganar el respeto de los aldeanos, se embarca en la búsqueda del Necronomicon. Pero volviendo a su torpeza, consigue despertar al Ejército de las Tinieblas. Tras una gran batalla, volverá al presente donde relatará sus aventuras y seguirá luchando contra el mal.

Que soy el bueno! Soltadme mamones prehistóricos!

Que soy el bueno! Soltadme mamones prehistóricos!

Al hablar de esta tercera parte hablamos de la que es, para muchos, la mejor entrega de la saga. En ella, encontramos una aventura con toques fantásticos, muy alejada del terror de la primera parte (considerada la mejor por los puristas del terror). En ARMY OF DARKNESS nos encontramos en un Ash convertido en héroe de acción. También podremos encontrar algunas secuencias que han pasado a la historia del cine de serie B: el pozo, los pequeños Ash, Klato Berata N… Nectar? Nectarina? Niquel?…, “This is my Boomstick!” y algunas de las mejores frases de la historia (siempre mejor en inglés).

I am the man!

I am the man!

En mi opinión, es el culmen del cine de Raimi con Bruce y de la saga en si. Están todos los elementos, se reduce muchísimo el gore y sobretodo es la más divertida (y es consciente de ello). Es decir, la película no se toma en serio a si misma y eso se nota muchísimo.

Como curiosidad contar que hay un final alternativo, que podréis encontrar fácilmente en Youtube. Pero bueno, yo me quedo con el “Hail to que King, Baby!”.

Tras esta saga las vidas de Raimi y Campbell corrieron por distintos derroteros, encontrándose en numerosos “cruces de camino”. Raimi paso los 90 haciendo películas bastante malas: “Rápida y mortal”, “Un plan sencillo” o “Entre el amor y el juego” con Kevin Costner. En el 2002 sería elevado a la categoría de director estrella gracias a Spider-man, siendo mucho mejor la segunda parte y un total despropósito la tercera. En todas ellas aparece Bruce Campbell interpretando diversos papeles.

Al tio se le quedo cara de hecho polvo tras la franquicia del hombre araña.

Al tio se le quedo cara de hecho polvo tras la franquicia del hombre araña.

Tras el desastre de la tercera, donde se veía a un Raimi claramente desganado y descentrado, volvió a sus raíces con la muy divertida DRAG ME TO HELL. Su último estreno, OZ ha pasado sin mayor pena que gloria.

Por su parte Campbell, ha ido alternando entre televisión (impagable en Xena o Hércules, por cierto producidas por Raimi) y el cine de serie B más cutre y casposo. Ha dirigido dos películas, pura serie B autoparódica: THE MAN WITH THE SCREAMING BRAIN y MY NAME IS BRUCE. En esta última es puro cachondeo, donde se parte de si mismo, de la saga Evil Dead y de su vida como actor. También es autor de un par de libros y uno de las invitados más queridos de las convenciones de comic (basta busquéis por internet sus participaciones en la Comic-Con).

Mi nombre es Bruce, me lo paso de coña haciendo películas y si no os gusta podéis jugar con mi "boomstick"

Mi nombre es Bruce, me lo paso de coña haciendo películas y si no os gusta podéis jugar con mi “boomstick”

De la saga EVIL DEAD nos llegaron videojuegos, tanto para Play 1 como 2, que ahora están triunfando en I-Phone, comics y un montón de “merchandiching”. También podéis encontrar en youtube cortos como Claycat`s EVIL DEAD, un stop motion resumiendo la segunda parte que sustituye a los personajes por gatos.

Quiero un I-Phone o I-Pad o lo que sea, solo para jugar a este juego!

Quiero un I-Phone o I-Pad o lo que sea, solo para jugar a este juego!

Así llegamos al 2013 y a esa insana manía por recuperar clásicos de los 80: el remake. Después de mucha mierda del calibre de PREDATORS, CONAN EL BARBARO o TOTAL RECALL (curiosamente las tres del Chuache), y de excepciones honrosas como THE HILLS HAVE EYES o PIRAÑA 3D, amén de un montón en tierra de nadie: KARATE KID o TRON,  ya van quedando menos esqueletos que saquear. Mientras que la mayoría de estas superproducciones se dan el ostión en taquilla, nuevas miradas al cine de los 80, como THE EXPENDABLES o SUPER 8, rompen la taquilla. Por venir están muchas, muchas, muchas nuevas revisiones, pero volvamos a centrarnos: ¿Hacía falta un remake de EVIL DEAD?

Lo cierto, es que a pesar de su relativo éxito, la primera parte de la saga es una gran desconocida para el gran público. No solo eso, sino que en el 2001 fue reestrenada al tiempo que se lanzaban los DVDs intentado darla a conocer. Así que los tres avispaos tras la trilogía original: Sam Raimi, Bruce Campbell y Robert Tapert, deciden aprovechar el tirón. Fichan a un Uruguayo como director y le dan una cantidad estimable de pasta para que, con un guión firmado por hasta cuatro nombres de algo de pasta.

Hola guapetón!

Hola guapetón!

Hola guapetón, de nuevo

Hola guapetón, de nuevo

Bueno, viendo los resultados en taquilla, eso está conseguido. Pero, ¿Es un buen film?

El argumento se inicia con una chica huyendo por el bosque y cazada. Luego, en medio de un ritual satánico o algo así, donde es quemada viva por su padre, al tiempo que le vuelan la cabeza (os juro que me pregunte si me había equivocado de sala). Tras esto, la acción se traslada a cinco chicos encontrándose en la consabida cabaña para ayudar a curar a una de ellos su adicción a las drogas. Uno de ellos encuentra un libro en el sótano, invoca al demonio, patatín, patatán… lo que tenía que pasar, vamos.

Puntos a favor:

El argumento: no es nada del otro mundo, con errores e incongruencias (algo que ocurre en todos los EVIL DEAD), pero que cumple con los pilares de la saga. Importante el giro argumental del último tramo de la película. También importante que la excusa de las drogas le aporta cierta sustancia al guión (“no hay nada ahí fuera, son las drogas que te hacen delirar”).

 El gore, tal vez excesivo, pero efectista. Algunos sustos que recuperan la saga como terror puro.  Las muertes de los personajes.

Sangre? Qué Sangre?

Sangre? Qué Sangre?

Los numerosos guiños al original, más o menos bien metidos: la cámara en 1ª persona, la motosierra, las cadenas sobre la entrada al sótano, la autoamputación de miembros, el libro recupera su nombre original (adiós al Necronomicon), que el mismo libro no arda!…

Los cambios respecto al original: la escena inicial, la muerte de la bicha al final, el desfibrilador casero, el perro (me dio verdadera pena)…

Puntos en contra:

El argumento: cuando se pone pesado con los personajes y sus traumas e inseguridades. Algún tramo es algo lento y pesado. Que no se sabe quien son los del principio (los que hemos visto las originales suponemos que es el famoso arqueólogo y su familia, pero bueno…)

El gore, puede provocar más asco que miedo.

Los personajes: estúpidos e insustanciales (como en el original, por otra parte). Se echa mucho de menos a Ash. Exceptuando la primera poseída y el chaval del pelo largo y gafas (que me cayó bien, no se si por como actúa o porque se parece a nuestro compañero Toni), los otros son nefastos: al supuesto prota le pegaría de patadas en el escroto hasta no poder más, la enfermera ¿hindú?¿árabe?¿morena y ya está? Deseas que la maten desde sus primeras frases (por cierto, su posesión fue de lo que más me gusto de la pelí) y de la rubia/no pinto nada de la película, es que lo único decente es como se corta el brazo. También me desagrada que haya un cameo tras créditos de Bruce Campbell: eso es dejar con la miel en los labios, CABRONES!

No son tan malos como los de crepusculo, pero ahí, ahí...

No son tan malos como los de crepusculo, pero ahí, ahí…

Los guiños: pues también me faltaron. ¿Dónde está el puente con las vigas formando los dedos de una mano? ¿Dónde está el magnetófono?, al menos que pongan un móvil o algo. Los dibujos del libro… son cutrillos, mucho mejores los de la segunda parte.

Agüilla! Que miedo! Mucho peor que un puente retorcido como una mano que te agarra en mitad de la noche!

Agüilla! Que miedo! Mucho peor que un puente retorcido como una mano que te agarra en mitad de la noche!

Los cambios que me tocaron las pelotas de verdad: ¿Qué sentido tiene convertir al mostrenco de la segunda parte en la niña de The Ring? ¿Por qué hay momentos en que creo estar viendo el exorcista? ¿Dónde están frases tan geniales como aquella “vienen a por ti ash, vienen a por ti ash”? Si el libro es tan importante y peligroso, ¿Por qué lo dejan dentro de la cabaña, a mano de cualquiera, dentro de una bolsa de plástico y atado con alambre de espino? ¿No sería más lógico enterrarlo o algo? También me repateo el tema de las “5 almas”… esta mierda de determinismo vital… todo el mundo tiene que ser elegido para algo… El intento de hacer movimientos de cámara “a lo Raimi” del director… como que no.

Película equivocada?

Película equivocada?

       Si os fijais, hay mucho de lo bueno y lo malo que se repite. Simple, para unos será una virtud, para otros una pega. CONCLUYENDO: yo os recomiendo encarecidamente cualquiera de las cuatro películas. Por una vez, el remake está bastante bien. ¿Supera al original? Son lo suficientemente parecidos, lo suficientemente diferentes y tienen el mismo espíritu, así que vale la pena y con eso está más que bien.

Gimme your money, bitxes!

Gimme your money, bitxes!

Hasta aquí. Nos despedimos con unas breves palabras: KLATO BERATA N…  





Del Spaghetti Western a la Guerra Civil Española en 2 canciones ( o porqué amo Metallica)

25 03 2013

                Aprovecho la confluencia de arrancar de nuevo el proyecto, para hacer un post que se quedo en la recámara en la anterior etapa de La Guarida del Lobo. Se trata de un post sobre música, tema que no hemos tocado en exceso. Mi buen amigo Alex y yo, amén de más gente que pasa por este blog, somos fans de Metallica. Este grupo, que ha pasado por etapas doradas, momentos oscuros y reinvenciones varias, tiene un trasfondo interesante. Sus letras no son simples y a veces, esconden más de lo que uno pueda sospechar. Este es el caso de la siguiente canción.

                For whom the bell tolls? Tema de su tercer álbum, Ride the Lining, está basado en la popular novela de Ernest Hemingway de igual título. Novela pesadita y película soporífera (únicamente aliviada por la presencia de una espectacular Ingrid Bergman) narra una ficción inspirada por los días pasados en España como corresponsal de guerra del autor.

                Por su parte, Metallica ya lleva años iniciando sus conciertos con The ecstasy of gold, tema que Ennio Morricone compuso para su tercer colaboración con Sergio Leone, en el inmortal Western “Il Buono, il Brutto e il Cattivo” . Ya era el primer corte del recordado S&M (Symphony and Metallica), pero hace un par de añitos (un par mallorquín), hicieron esta pequeña maravilla.

   http://www.youtube.com/watch?v=NVgX-qAm5DA





Back (in Black)

13 03 2013

¿Porqué volver? Tras el tiempo transcurrido desde que publiqué, ¿qué razón se podría encontrar para reanudar el blog?

Cuando dejé de escribir fue por una serie de razones. La primera y primordial, un cambio en mi vida laboral que dejaba poco tiempo para dedicar a estos lares. Pasada esa etapa, tenía tiempo… simplemente me costaba encontrar la motivación. Momentos en los que pensé en volver los hubo… el estreno de los Vengadores o de Django Desencadenado me hicieron plantearlo seriamente, pero siempre faltaba algo, una chispa.

Analizando los orígenes del blog, estos eran claros: promocionar los trabajos que estaba realizando. Luego empezamos a hablar de cine, discutir de política o sencillamente expresarnos.

Durante un tiempo he estado tonteando con la idea de volver a empezar Malditas Bastardas, tal vez mi obra magna, por el momento. Al final, son las circunstancias que te llevan a decantarte por un proyecto o tomar una decisión. Una conversación, ver un reportaje, una espinita clavada… Y así, tras tanto tiempo y esfuerzos te decides: es hora de acabar con el proyecto sobre la Guerra Civil.

El trabajo de la gente que colaboró, su ilusión, su compromiso, merecen que les dedique este post. No se cuanto me llevará, cuan lejos las circunstancias me volverán a arrastrar, pero la verdad es que es el momento de terminarlo. Para ello he empezado, de cero y en orden cronológico, de la página 1 hasta el final.

Libertaria.

Libertaria.

La verdad es que en todo este tiempo apenas he dibujado. Veréis una evolución muy clara (o no), tal vez a peor, un dibujo más rudo, más simple… buscaba el origen: dibujar un western. Ambientado en la Guerra Civil Española, pero un Spagetti Western al final. Olvidarme un poco de la gran carga que conlleva trabajar con la Guerra Civil y centrarme en hacer algo más simple, más básico… Al final, ya veremos el resultado. Lo cierto es que la presión de hacerlo perfecto me impedía disfrutar del proyecto, tanta prueba de color, el tirarme una semana con una página… eran cosas que no necesitaba. Aquí tenéis una página, en blanco y negro (de ahí el título del post), vosotros juzgaréis.

Veranito de 1938

Veranito de 1938

Por cierto, esta es la entrada 301, ¿Vamos por las 400?





Space Marine

21 10 2011
            “En el siglo 41 solo existe la guerra…”

            Warhammer es un conocido juego de estrategia. Con los años ha ampliado su repertorio ofreciendo dos nuevos “universos” donde ambientarse, uno cogido del Señor de los Anillos como franquicia (no deja de ser irónico que el Warhammer clásico o Fantasy estaba inspirado en el mismo) y otro adaptando el mismo juego clásico a un futuro “muy lejano”.

No quiero chistes fáciles sobre frikies!

            Los que hayan jugado y probado ambos, Fantasy y 40k como son conocidos, sabrán que existen enormes diferencias entre ellos, siendo mucho más divertido, en mi opinión, el 40.000. La “historia” de dicho juego narra un universo en lucha, donde muchas y diversas razas alienígenas se enfrentan entre si, con el telón de fondo de lucha entre bien y mal.

            Dicha historia ya había sido trasladada al videojuego en playstation 2 con FIRE Warrior, un shooter en primera persona. Este narraba la historia de un guerrero Tau, una de las últimas razas conocidas, en la lucha contra los Marines del caos. El juego fue considerado del montón, que no malo, pero careció de pegada. En PC la saga ha corrido mejor éxito, adaptado, sobretodo, a videojuegos de carácter estratégico.

Fire Warrior para PSone

            Pero he aquí, que en PS3 (amén de otros formatos) ha sido adaptado un videojuego sobre la franquicia. Se trata de Warhammer 40.000: Space Marine. Las críticas han sido bastante positivas, que no excelentes, ¿Pero que tiene de bueno y de malo este videojuego?

Space Marine

            Para empezar la ambientación es impagable. Nada que ver con Star Wars o bonitos universos futuristas. Aquí el futuro es cruel, sucio y brutal. Las típicas construcciones de Warhammer, mitad gótico, mitad futurista, están representados fielmente, aunque algunos escenarios se hacen pesados, como las cloacas a media luz. Los orkoz, grandes enemigos del juego, están retratados como lo que son: bestías estúpidas y muy poderosas, con una tecnología construida a base de chatarra.

            Los gráficos son muy buenos, aunque no excepcionales. Las animaciones son buenas, pero hay pequeños errores que no afectan al desarrollo del juego. Los escenarios siguen siendo lo mejor, aunque el modelado de los personajes no está nada mal, sobretodo de los protagonistas (impagable ver como se cubre la armadura de sangre) y de los caudillos orkoz.

            El juego en si es muy divertido, enfocado a la acción más bestia, aunque en algunos momentos veremos que no queda más remedio que cubrirse. Que la única forma de recuperar vida sea realizando “fatalitys” a los enemigos o usando la barra de furia, dota ¿involuntariamente? al juego de una vena estratégica: eres vulnerable mientras realizas un golpe final y la furia se debe administrar con sumo cuidado, reservándola para momentos muy concretos.

            La gran pega es que no es un juego redondo ni mucho menos. Hay fases excepcionalmente divertidas que enlazan con otras bastante discretas y con fragmentos que pueden ser definidos sin lugar a dudas de aburridos. El problema es, por ejemplo, avanzar durante tres minutos por pasillos sin que pase nada. No quiero decir que tenga que ser una masacre continua, ni mucho menos, sino que todo tenga una intención. De hecho, los momentos de machacar enemigos son tremendamente divertidos, pero no están sobresaturados, sino que son eventos concretos con una finalidad: destruir un arma, llegar a un lugar, salvar a tal personaje… etc.

            Los tiroteos también son muy irregulares, desde los divertidísimos en que corres de una cobertura a otra a los aburridos en que te encuentras en medio de un tiroteo sin tener donde cubrirte y tienes que darte prisa en acabar con los enemigos.

            Un tercer “modo” son las fases en que llevamos adosado un jet pack. Las más divertidas y de desplazamiento más abierto que el resto. Todo un acierto.

            Los enemigos son de tres clases básicamente: los Orkoz, que como ya he dicho son tremendamente divertidos y salvajes, los robots: normalmente cañones defensivos y cosas así, y las fuerzas del Kaos, difíciles de matar.

Orkoz ¿Qué sería de Warhammer sin ellos?

            La historia se centra en tres personajes, Marines Espaciales (fuerzas especiales que sirven al Emperador), que tienen que defender un planeta factoría de armas en plena invasión enemiga. El truco está en que dentro del planeta alguien ha creado un arma “chunga” capaz de invocar a las fuerzas del kaos. Esto se traduce en un montón de misiones, con algunos personajes interesantes y giros de guión muy tópicos de este tipo de historias y universo.

            Del modo online decir que es muy limitado para los standars actuales y se echan mucho de menos más opciones en cuanto a las razas que elegir. Encontramos solo a los Marines espaciales y su versión negativa, los Marines del Kaos. La parte positiva es que se pueden personalizar más allá de los sueños más locos y prácticamente desde el principio. Lo negativo es que solo hay dos modos de lucha: equipo vs equipo o controlar la bandera.

            Lo cierto es que jugándolo me recordó mucho a juegos clásicos de los 90, sobretodo por la acción tan directa y divertida. Es genial encontrarse en plena batalla con disparos en todas direcciones y con compañeros y enemigos por doquier. Por otra parte hay que hablar de los tres tipos de soldados que podemos elegir:

Mola mucho estar en ese "fregado".

            El más equilibrado, el digamos soldado medio (en el momento de escribir esto no tengo el juego delante y no me acuerdo de los nombres), tiene una gran variedad de armas, es bastante ágil (su voltereta es genial para esquivar/atacar/protegerse) y únicamente adolece de un cuerpo a cuerpo bastante endeble.

            El fortachón: es el típico soldado que va con armas pesadas, no es muy ágil, pero tiene la opción de “plantarse”(quedarse parado y afianzar el arma) y lanzar ráfagas muy potentes. Es muy letal y uno de los más divertidos de llevar.

            El jet pack: un soldado que únicamente tiene valor cuerpo a cuerpo y que es desplaza a toda pastilla por los escenarios. Durante las partidas, sobretodo las que acontecen al aire libre, se ven volando de un lado para otro. Obviamente su dificultad reside en que son algo más difíciles de controlar (no mucho en realidad) y que si te pillan a distancia te destrozan.

            En el modo online es cuando más se echan en falta otras razas: sería brutal jugar con Orkoz, Tiranidos o Tau. Los Marines del Caos son bastante coñazo, pues no dejan de ser exactamente iguales que los normales y como dice mi colega Toni: “Si los Marines Espaciales ya son unos cabrones de aupa, fanáticos y sanguinarios, ¿Qué aportan los del Caos?” Pues tiene más razón que un santo.

            También se echa en falta un mayor uso de coberturas. Mientras que en el modo para un jugador no se echan tanto de menos, si lo hacen el online. Esto lo convertiría en un mejor juego. Algunos escenarios, sobretodo los más cerrados, son mucho menos divertidos que no los ambientados en escenarios abiertos y algo más pobres visualmente.

            Están por verse las ampliaciones online que se han prometido (también han prometido que serían gratis), incluyendo un multijugador cooperativo, lo que puede ser muy divertido.

            Resumiendo, un juego más que correcto que como gran baza tiene su ambientación, pero que no llega a la perfección exigible en estos tiempos. La posibilidad de re-jugarlo es limitada, porque si bien es muy divertido, no hay mayores bonus ni desafíos por desbloquear (lo único son “servocraneos”, unas grabaciones que poco o nada interesan a menos que seas muy puntilloso y te interese saber hasta el último detalle de la historia).

                 Para terminar, y como curiosidad, una breve comparación entre las miniaturas y sus referentes directos:

Todo un clásico de la ciencia ficción...

Convertido en maquina imperial.

Os gustan los mangas con Robots?

Pues aquí están los TAU

Los aclamados Marines Coloniales se parecen misteriosamente...

...a las fuerzas imperiales.

Uno de los pocos detalles buenos del Juez Dredd de Stallone: el robot desmembrador...

Pues estos necrones, ¿Cómo que tienen un aire, no?

Tras la Primera Guerra Mundial, los alemanes desmantelan un tanque para vendérselo a...

...los Marines Spaciales.

Aquí se aprovecha todo, que tenemos un velociraptor...

Pues le buscamos trabajo de fin de semana en el ejército Tiranido.

James Cameron, tras terminar Aliens, alquilo la nave de los Marines Coloniales...

...al imperio.

Os suena una pequeña novela de Ciencia Ficción llamada Starship Troopers...

Porque al sastre de este tío digo yo que si le sonará.

Pero, aquí el Dreathnough (o algo así) de los marines...

Y la armadura de Starship Troopers 3 Marauder... Punto para Games Workshop.





La Sombra del Arciano.

19 10 2011

               Queridos amigos, os presento la iniciativa de una buena amiga mía. Sandra ha creado su propio blog con la finalidad de compartir audio relatos. Ya tenéis disponible el primero, Quemando cromo de William Gibson, uno de los precursores del cyberpunk (si no me equivoco). Este relato se divide en tres partes y para descargarlo solo tenéis que acceder a http://bajolasombradelarciano.ivoox.com.

                Espero que disfrutéis de este gran iniciativa y desearle toda la suerte del Mundo.





El peso de un buen protagonista

19 10 2011

            Vamos con otra crítica cortita y directa a la yugular. A veces ocurre que vas al cine, sin una intención clara de ver algo concreto y, sin comerlo ni beberlo acabas en la sala que menos esperarías, viendo una película que jamás habrías elegido. Así se gestó, más o menos, el visionado por mi parte de No habrá paz para los malvados.

            Con título tan rimbombante y poco agraciado, y viendo que estaba protagonizada por Coronado, un actor que junto a Richard Gere su sola voz e imagen me provocan sarpullidos, no esperaba nada bueno. Pero he aquí que es una buena película. Buena, que no excelente. Vamos con los spoilers.

Tal vez sea porque con la barba, las gafas y las pelambreras no se le reconoce, pero su personaje me ha gustado.

            La trama gira en torno a un policía, Santos Trinidad, que destaca por una pintas poco refinadas y modales rudos y ofensivos. El detonante de la acción es una masacre perpetrada por dicho sujeto en un puticlub. Un testigo logra escapar y a partir de este momento se nos narra la investigación por parte de Santos por encontrarlo y por parte de una jueza por esclarecer el caso. Esto parece en principio, pero giros de guión mediante, se termina por pensar que no hay nada casual, tal como se sugiere al principio en la masacre inicial.

Anis del mono, puticlubs, maquinas tragaperras... ¿Cine negro demasiado españolizado?

            Mi opinión: el principio y el final son bastante potentes, de entremedias la cosa se lía un poco. El guión es flojo, no te da la sensación de estar suficientemente trabajado, de aquí que se desprendan dudas acerca del significado global de la película, pues recordando detalles no me concuerdan las sensaciones de principio y final. Luego hay algunas lagunas importantes y algunos momentos de sopor. Los secundarios son horrorosos: la jueza es fría, el zanahorio de inspector mero ornamento, el compañero un pringado y el resto tópicos: colombianos narcotraficantes y moros talibanes.

Si señor, dos ladrillos interpretando clichés.

            Así que la película se salva por el total peso que asume Coronado con una interpretación de las que quedan en la memoria, con una economía de gestos y palabras que hacen que te olvides del actor y sientas al personaje. También los efectos y la acción están muy bien rodados. Lo triste es que cuando no está su personaje en pantalla parece que estés viendo un episodio del Comisario o de los Hombres de Paco.

Esta imagen me suena, ¿Dónde la habré visto antes?... Ah, si!

Aquí está el modelo.

            ¿Recomendable? Para pasar el rato. Sinceramente he visto cosas mucho peores.





Storm the castle!!!

11 10 2011

            Estimados amigos, tras algunos desbarajustes y dificultades, muchos de los proyectos que anidaban en mi seno han acabado por ser abandonados o, como mínimo, dejados en stand-by. Tras algunos vaivenes de la vida, como suele ocurrir, con los ánimos marcados, he decidido hacer un pequeño cómic para divertirme y dejar de lado proyectos, quebraderos de cabeza y problemas varios.

            La idea, nacida de una fusión entre un viaje a Londres y la saga de Canción de fuego y hielo que me he ventilado recientemente, era hacer una continuación del pequeño cómic sobre las cruzadas o un remake del asedio a la torre del film The War Lord de Charlton Heston.

            Como disfruto mucho con las aportaciones de Toni a mis proyectos, hemos decidido crear esta última aventura a medias, aportando los dos ideas y enfrentando nuestras mentes en un concurso de ingenio. Algo que empezó siendo sinónimo de épico y heroico ha terminado convirtiéndose en una historia épica de humor negro. Mientras estas semanas terminamos el guión e iniciamos la preparación de una sesión de fotos para conseguir las referencias, os dejo algunos referentes en cuanto a “asaltos a castillos”, un género dentro del género.